Resumen del mercado global del pomelo

A pesar de que algunos países han sufrido las consecuencias de las malas condiciones de la temporada de cultivo del pomelo, las perspectivas generales para la fruta son positivas. De hecho, algunos lugares, como Texas, podrían incluso beneficiarse de las inusuales condiciones meteorológicas, ya que una reducción en la cantidad de frutos en los árboles probablemente mejore la calidad y el tamaño de los que han sobrevivido. Aunque el pomelo no es la fruta más buscada por los hogares, y se utiliza sobre todo en la industria de la alimentación, sus características saludables podrían aprovecharse si el sector juega bien sus cartas.

Buenos precios para los primeros pomelos españoles

La campaña del pomelo español lleva en marcha desde mediados de octubre aunque aún con pocas cantidades y con la perspectiva de una menor cosecha debido a las persistentes lluvias de primavera, que hicieron mella en la floración. Las previsiones son buenas, dada la recuperación de la industria del catering, que facilitará la venta de las categorías inferiores. Según las previsiones del MAPA, la cosecha de pomelo en la campaña 21/22 alcanzará las 84.010 toneladas; un 1,25% más que en la campaña anterior.

Se ha producido una buena transición entre los dos hemisferios, aunque los pomelos procedentes de Turquía siguen ganando presencia en los mercados. España se solapa con México en el inicio de su campaña y, sobre todo, con Florida e Israel, ya que tienen calendarios similares. La demanda se mantiene estable en el segmento minorista y las ventas son constantes, y en el mercado mayorista, el ritmo de ventas también es estable. Por tanto, las existencias son escasas y los precios alcanzan niveles superiores a la media. A largo plazo, la oferta de pomelo debería aumentar, dada la evolución de los volúmenes procedentes de los países mediterráneos.

Países Bajos: «Buenas ventas de pomelo turco, cada vez menos pomelo español en el mercado»

En este momento, un comerciante de fruta holandés está importando sobre todo pomelos de Turquía. «Las ventas van bien. También hay mucha fruta disponible de calibres pequeños. Los precios oscilan entre 11 y 14 euros. Todavía hay pomelos sudafricanos en el mercado, mientras que el pomelo español ahora mismo solo está disponible esporádicamente».

Alemania: La demanda se mantiene estable, el Star Ruby sigue teniendo mucha demanda

En la semana 43 comenzó la temporada de pomelos para una empresa comercializadora con las primeras mercancías procedentes de Turquía. La temporada continuará hasta enero/febrero de 2022. La calidad de los pomelos es buena. Entre los clientes se encuentran varias empresas gastronómicas y de catering, y una pequeña parte se suministra también al retail alimentario.

Aunque ya hay disponibles pequeñas cantidades de pomelos procedentes de España, la calidad aún no es especialmente buena. Solo a partir de diciembre los frutos tienen una pulpa más roja. La única variedad que ofrecen es la Star Ruby, que sigue siendo muy popular.

La demanda se ha mantenido relativamente estable en comparación con el año anterior. Últimamente no ha habido problemas significativos en la logística, pero sí algunos problemas en las entregas debido a la falta de espacio para los envíos.

El nivel de ventas no puede compararse con el de los últimos años. La empresa estima un descenso de alrededor del 30-40%. Los cierres en el sector gastronómico y, por tanto, el de antiguos clientes, les ha afectado claramente. Además, los precios de dumping en los supermercados no animan a los clientes a comprar en los mercados.

Italia: El 80% de los hogares italianos compra pomelo menos de una vez al año

En Italia, el pomelo es un producto de compra ocasional (2,8 veces al año, por término medio), ya que pierden la partida ante la competencia de muchos otros productos tradicionales, como las manzanas, las naranjas, las peras, los plátanos, los melocotones y los albaricoques, pero también debido al crecimiento de otras categorías, como el aguacate, el mango y los exóticos. El pomelo tiene un enorme potencial de desarrollo en Italia, teniendo en cuenta que más del 80% de las familias no lo compran en un periodo de 12 meses. Para impulsar la popularidad del pomelo, podría ser útil centrarse en sus beneficios para la salud: bajo en azúcar y calorías, alto contenido de vitamina C y potasio y, sobre todo, cualidades antioxidantes y adelgazantes.

El 18,9% de las familias italianas compraron pomelo fresco en el año que terminó en septiembre de 2021, lo que equivale a casi 5 millones de hogares. En cuanto a los productos procesados, el 9,1% de las familias italianas compró algún refresco carbonatado con sabor a pomelo en el mismo año, un porcentaje comparable al de años anteriores. La relevancia del pomelo en los zumos de frutas es más limitada: el 0,8% de los hogares compran zumos clásicos con sabor a pomelo y el 0,9% de pomelo rosa. Ambos porcentajes se han mantenido bastante estables en los últimos años.

Un mayorista del norte de Italia, especialista en frutas exóticas, afirma que desde hace 20 días se importan en Italia pomelos procedentes de la cuenca mediterránea, mientras que antes llegaban de Sudáfrica. Israel es el principal proveedor, pero también hay fruta procedente de España, Turquía y Chipre. Este último ha estado sufriendo algunos problemas de calidad.

España está más centrada que otros en aspectos relacionados con el envasado, con formatos de una sola capa o de 10 kg, mientras que las clásicas cajas de 15 kg llegan de otros países. El precio de venta al por mayor oscila actualmente entre 1 y 1,20 euros/kg. Es un producto de nicho y un ejecutivo del supermercado afirma que representa el 1% o menos del segmento de los cítricos.

El 90% de las ventas son de pomelo rojo y el otro 10% de amarillo o blanco. En Italia se compra mucho en el canal de la restauración, ya que los bares lo utilizan como ingrediente en cócteles o para zumos, mientras que los hoteles lo utilizan en los desayunos, sobre todo para los clientes extranjeros.

Norteamérica: La helada de Texas podría ser un buen augurio para el tamaño de los pomelos

Tras la catastrófica helada que sufrió el estado en febrero, Texas espera una cosecha de pomelo extremadamente reducida para 2021-2022. «Sin embargo, los árboles se están recuperando y tienen buen aspecto, así que estamos satisfechos», dice un productor-distribuidor de Texas. «Y debido a que hay menos fruta por árbol, algunos de los frutos podrían alcanzar tamaños algo más grandes de lo habitual».

La helada también ha influenciado la época de inicio de la cosecha. Normalmente, en Texas se empieza a cosechar a finales de septiembre o principios de octubre y la actividad continúa hasta finales de marzo y principios de abril. Este año, la cosecha lleva un mes de retraso.

En Florida se esperan volúmenes similares a los del año pasado. «Observamos una buena calidad en el árbol. Hemos tenido unas condiciones de cultivo favorables y hemos evitado las tormentas este año», dice un distribuidor.

Los calibres parecen más pequeños que el año pasado. «Esperamos ver algo de crecimiento en noviembre. No hemos tenido el tiempo fresco y constante que los pomelos necesitan para que el color y los grados Brix aumenten de forma natural, pero estoy satisfecho con la fruta temprana y sé que mejorará a medida que avance la temporada», añade el distribuidor.

Es probable que esta temporada haya una gran demanda de pomelos. «Con la escasez de Texas, Florida sabe que será el principal proveedor. Esto nos permitirá recuperar algo de cuota de mercado», afirma el distribuidor de Florida.

Además, es probable que la demanda también sea fuerte. Sin embargo, en lo que respecta a las importaciones, se está discutiendo al más alto nivel la reciente decisión del USDA de abandonar la norma del zumo para los pomelos frescos importados, que se ha seguido durante mucho tiempo y que todavía respetan los productores nacionales.

En cuanto a los precios, se prevé un mercado fuerte. «Preveo que habrá un mercado fuerte desde el principio y que podremos mantenerlo», dice el distribuidor de Texas. «Normalmente, nuestra época de mayor actividad es entre Acción de Gracias y las vacaciones de Año Nuevo, porque la gente lo compra para regalo. Luego, al comienzo del nuevo año, todo el mundo intenta comer de forma más saludable. Debido a nuestro comienzo tardío, no esperamos que el mercado se debilite entre nuestro comienzo y la temporada de vacaciones».

Fuente: freshplaza.es

2021-11-08T11:43:22-03:00