La UE vetará la importación de fruta tratada con clorpirifos

El martes, los Estados miembros de la UE acordaron un veto a la importación de fruta que presentara restos de clorpirifos, un pesticida catalogado como nocivo para la salud humana. El clorpirifos se utiliza en la agricultura para evitar que los insectos dañen los productos. Los restos de este insecticida se suelen encontrar en fruta importada como las naranjas o las mandarinas en países como Alemania, donde la sustancia se ha retirado del mercado.

La decisión, tomada por una mayoría de los Estados miembros, tiene su origen en un veto del uso del insecticida en todo el territorio de la UE. Su aprobación expiró en enero. Después de un periodo de transición de tres meses, cualquier fruta, ya sea importada o de otro modo, que presente la más mínima cantidad de este plaguicida tendrá prohibida la venta en todo el territorio comunitario.

En agosto, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria expresó su preocupación por los posibles efectos genotóxicos, además de consecuencias neurológicas durante el desarrollo, respaldada por datos que indican sus efectos en niños.

Fuente: vanguardngr.com

2020-02-21T08:07:07+00:00