Los cítricos de Sudáfrica se encuentran en un momento interesante

En la actual campaña citrícola surgen varias incertidumbres: ¿por qué está tan tranquilo el mercado del limón en Oriente Medio? ¿Cómo va a reaccionar el sudeste asiático, en concreto China, al mayor volumen de pomelo Star Ruby que está recibiendo? Y sobre el tema de China: ¿la hostilidad entre ese país y Australia se traducirá en una mayor oportunidad para las naranjas y mandarinas sudafricanas?

“Son muchos los factores externos que tienen una enorme influencia, de los cuales el mayor sigue siendo la COVID”, dice Gary Britz, director gerente de ELE Trading.

En la foto: Navel M7 tempranas en la línea de envasado de Marlenique Packhouse, en Simondium, Cabo Occidental

“La COVID restringe los destinos del producto. La restauración todavía no está operativa en muchos países del mundo. Evidentemente, los limones se verán afectados, pero el otro gran problema es la falta de contenedores. Ese ha sido un factor de peso, así como el coste de los contenedores, que ha subido de manera sustancial, con recargos de 500 dólares por contenedor destinado a Europa y de 1.200 dólares si el destino es Canadá”.

Los exportadores sudafricanos están sufriendo un doble golpe, afirma: en primer lugar, el incremento de las tarifas de envío basadas en dólares, y ahora la fortaleza del rand, que se sitúa por encima de los 14 rands por dólar estadounidense; una diferencia de 4 rands con respecto al año pasado por estas fechas, cuando el cambio eran 18 rands por dólar. Las alteraciones en los envíos también han provocado un aumento de los precios de la pulpa de papel, lo que ha elevado los costes de los embalajes.

Gary subraya que este aumento sustancial de la tarifa de envío para contenedores y envíos convencionales (algunos la califican de “absurdamente alta” esta temporada) por lo general ha repercutido en el productor.

La campaña citrícola empezó un poco más temprano en el norte de Sudáfrica, mientras que se ha retrasado levemente en el Cabo Occidental. En general, según Gary, hay demanda para todos los cítricos, a excepción de los limones.

Las mandarinas y clementinas podrían tener una temporada difícil

Las exportaciones de limones han descendido en torno a 1 millón de cajas en comparación con las mismas fechas del año pasado.

“Actualmente, el mercado del limón es muy complicado. No es tan bueno como antes en Oriente Medio”, dice Gary, que señala que Oriente Medio ha recibido medio millón menos de cajas de limones que el año pasado, pero, pese a las recientes celebraciones del fin del ayuno, sorprendentemente no ha habido ventas.

Los volúmenes de limón para el resto del mercado son más o menos los mismos de siempre (salvo en Europa, que ha recibido menos), con un ligero incremento en los envíos a Rusia y el sudeste asiático en comparación con el año pasado. Gary destaca que en el norte del país y en el Cabo Oriental algunos han dejado de cosechar limones un tiempo para centrarse en las mandarinas y clementinas.

Está previsto que la cosecha de limón empiece en el Cabo Occidental dentro de una semana aproximadamente. La reciente bajada de temperaturas están ayudando con el desarrollo del color, y Gary dice que, si bien los limones españoles continúan en el mercado, están empezando a llegarles algunos pedidos de Europa.

“Las mandarinas y clementinas son una gran preocupación”, señala. “Los volúmenes van a crecer rápidamente (aunque se han reducido un poco con respecto a la estimación original) y va a ser muy difícil. El país ha enviado exactamente los mismos volúmenes este año que el pasado, el grueso a los programas del retail del Reino Unido”.

Casi el doble de pomelos para el sudeste asiático

Los envíos de pomelo se sitúan en 5 millones de cajas de 15 kilos, en comparación con los 3,4 millones de cajas hasta la semana 20 del año pasado, un incremento que a Gary le hace temer un escenario como el de 2018.

La cosecha de pomelo se ha ralentizado, pero no después de un incremento de casi el 100% en los envíos de Star Ruby al sudeste asiático, 500.000 cajas más que el año pasado en las mismas fechas.

“Eso me preocupa mucho. Ya han recibido casi 1 millón de cajas de Star Ruby frente a las 400.000 del año pasado, para la semana 20. Van a pasar algunas cosas interesantes”.

“Recordemos que la temporada del pomelo de Florida no ha sido tan buena y que nosotros entramos en un mercado más vacío de lo normal, pero mirando esos volúmenes me acuerdo de 2018”, continúa.

En cuanto a la Navel, no ha hecho más que empezar y los volúmenes son muy similares a los del año pasado.

“Es importante mencionar el posible efecto de los problemas de Australia y China. Si Australia no está en el mercado, se crean muchas oportunidades para nuestras naranjas y mandarinas y clementinas, pero también dependerá del poder adquisitivo de China y del estado de sus mercados húmedos. Sudáfrica no ha enviado mucho todavía, pero eso podría cambiar”.

 

Fuente: freshplaza.es

2021-05-25T16:43:24+00:00