Implicancias del acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea para la fruticultura

Las negociaciones para alcanzar un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea tardaron más de 20 años y se espera que en un plazo de 10 años se logre la eliminación gradual de aranceles para aquellos productos que se exportan hacia el viejo continente.

Esta nueva área de libre comercio, catalogada como la más grande del mundo, debe ahora enfrentar una etapa en que todos los países involucrados lo ratifiquen y luego que sea aprobado por el Parlamento Europeo.

Sin embargo, el acuerdo ha generado diferentes opiniones, destacando la buena aceptación de los exportadores latinoamericanos y por algunos detractores en Europa.

En Argentina, la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (APAMA) celebraron el anuncio que permitirá la entrada de esos berries con arancel cero a algunos países europeos.

En sus declaraciones, Alejandro Pannunzio, presidente de APAMA y también vicepresidente del Comité Argentino de Arándanos (ABC) sostuvo que «Si bien en la letra chica con los diferentes países puede haber modificaciones, la sola posibilidad de que el arancel se reduzca en algunos casos y que baje a cero en otros es una gran noticia para un sector que viene invirtiendo y apostando al desarrollo en Argentina, compitiendo en la exportación con otros países como Perú a veces en condiciones desiguales».

«Esta noticia es sin dudas un incentivo para seguir eligiendo el arándano y seguir haciéndolo en nuestro país”, destacó Pannunzio.

Actualmente, los arándanos argentinos están sujetos a un arancel entre un 3% y 9%, dependiendo del país de destino; mientras que con este acuerdo se eliminará dicha tarifa en algunos países y en otros, se reducirá a la mitad o más.

De acuerdo a APAMA, se estima que de continuar las negociaciones y el avance de estar, se puede esperar que entre en vigencia dentro de dos años y que la eliminación o reducción de aranceles (dependiendo el caso) impacte para la cosecha 2021/22.

En tanto, en Uruguay uno de los productos más beneficiados serían las mandarinas, las que pagan un arancel de 16% para ingresa a la Unión Europea.

Marta Bentancur, encargada de asuntos internacionales y acceso a mercados de la Unión de productores y exportadores de frutas del Uruguay (UPEFRUY) indicó a PortalFrutícola.com que «en el caso de las naranjas y las mandarinas ese arancel cero se lograría en un total de 10 años, a partir de la puesta en práctica del acuerdo que va a demorar entre un año y medio y dos».

«Aunque parezca muy largo el periodo para Uruguay, nos permitiría volver a participar en el mercado europeo que prácticamente ya no estamos llegando con mandarinas ni a Reino Unido ni a Holanda y todos los países de distribución», agregó.

Bentancur precisó que en un plazo de 7 años los limones uruguayos deberían llegar al arancel cero.

«En limones, el porcentaje que pagamos hoy, Argentina y Uruguay es de 6,4% hasta el 15 de octubre que es cuando nosotros tenemos la ventana en la Unión Europea».

Asimismo, detalló que el proceso de desgravamen se iría concretando en partes iguales, es decir con el mismo porcentaje de reducción todos los años hasta llegar a cero.

Desde el Ministerio de Comercio e Industria de Paraguay indicaron que a partir de la firma del acuerdo se comenzará a trabajar en qué productos frutícolas recibirán una reducción de sus aranceles.

Por otra parte, en España, el Comité de Gestión de Cítricos emitió una declaración en la que lamentaron la «opacidad con la que se ha negociado el tratado y advierte que el desarme arancelario deja desamparada frente a la oferta barata brasileña a la industria española de zumo de naranja, clave para el mercado en fresco al absorber del 14 al 20% de la producción citrícola cada año».

Además, desde el CGC se mostraron preocupados por el retiro de la «mancha negra» del listado de enfermedades de mayor vigilancia.

Fuente: portalfruticola.com

2019-07-06T14:21:44+00:00