Campaña de limón y pomelo complicada por el aumento de la producción y caída de la demanda

El incremento de la producción de limón y pomelo este año y la contracción de la demanda por el efecto de las medidas de restricción para la contención de la pandemia están derivando en una campaña 2020/2021 complicada. Los precios en campo para el limón se ubican alrededor de los 23 céntimos, un nivel inferior al del año pasado en estas fechas y al de campañas anteriores.

El canal de la restauración y la hostelería, que absorbe alrededor del 35-40% del las ventas de limón español en Europa, está cerrado en su práctica totalidad. En los últimos días han ido recrudeciéndose incluso más las restricciones en países del norte de Europa, como Alemania, Países Bajos, Dinamarca o Francia, entre otros. “Parte del consumo de este canal se ha trasladado a los hogares, pero estamos notando que el consumo está retenido por la situación económica a raíz de esta crisis sanitaria. En estas fechas deberían aumentar las ventas pero no se está dando esa demanda típica de la campaña navideña. Además, creo que no está haciendo suficiente frío para que se incentive el consumo”, cuenta José Antonio García, director de la Asociación Interprofesional del Limón y Pomelo (Ailimpo).

“Es sorprendente como, ante esta situación, las grandes cadenas de supermercados están presionando con precios muy agresivos. La producción de limón es mayor este año y está siendo muy complicado dar salida a la fruta de segunda categoría, ya que además de no disponer del canal horeca, Turquía está presentando una gran competencia en los países del Este. Si bien los niveles de producción de limón Interdonato turco fueron muy bajos y no se notó su presencia a principios de campaña, desde mediados de noviembre hay una gran presencia de limón Lamas”, explica.

De acuerdo con el representante de Ailimpo, si bien los niveles de precios del limón y el pomelo no van en la línea de los últimos años, en los que han sido bastante extraordinarios, todavía se mantienen dentro de la rentabilidad. “Esta es una campaña de ‘aterrizaje’ tras unos años con buenos resultados de precios. Según los datos que manejamos, los precios se mantienen rentables para los productores. Nuestro objetivo es que se mantenga un equilibrio en la rentabilidad para todos los eslabones de la cadena de valor. En los últimos años ha habido una transformación importante en el sector, con más producción ligada al comercio, y aquellos productores que mejor se hayan preparado en materia de certificación jugarán con plenas garantía. España seguirá manteniendo su hegemonía en la comercialización de limón y pomelo en Europa”.

Fuente: freshplaza.es

2020-12-17T16:14:28+00:00