Sudáfrica amplia aún más la superficie cultivada de cítricos en 2020

Los cítricos se cultivan en todas las provincias de Sudáfrica, entre las cuales Limpopo, Cabo Oriental, Cabo Occidental, Mpumalanga, KwaZulu-Natal y Cabe del Norte. En 2019, la superficie de cultivo de cítricos creció un 6%, alcanzando la totalidad de 86.808 hectáreas, y se espera que esta tendencia de crecimiento haya continuado en 2020 hasta alcanzar las 95.200 hectáreas. La ampliación de la superficie se debe a las inversiones en nuevos cultivos de easy peelers, limones y nuevas variedades de naranjas.

La provincia de Limpopo es el área de cultivo de cítricos más grande del país, donde se sitúa el 42% de la superficie cultivada, seguida de Cabo Oriental (27%), Cabo Occidental (19%), Mpumalanga (8%), KwaZulu-Natal (2%). Las provincias de Cabo Occidental y Cabo Oriental tienen un clima más fresco, que es adecuado para el cultivo de naranjas Navel, limones, limas y easy peelers. Las provincias de Mpumalanga, Limpopo y KwaZulu-Natal tienen un clima más cálido, más adecuado para el cultivo de pomelos y naranjas Valencia.

Aunque las naranjas son el cítrico más común cultivado en Sudáfrica y representan el 50% del área total, ha habido un crecimiento notable en la superficie cultivada de limones, limas y easy peelers. El crecimiento está impulsado por los atractivos rendimientos de inversión, los buenos márgenes de beneficio del cultivo de limones y de easy peelers y un pico en la demanda mundial. La temporada de cítricos de Sudáfrica se extiende de febrero a septiembre.

Se prevé que la producción de naranjas aumente un 3% hasta alcanzar 1,70 millones de toneladas en la campaña comercial 2020/2021 (frente a los 1,65 millones de toneladas en 2019/2020). El aumento de la producción se debe a las buenas condiciones climáticas, el incremento de la superficie plantada, mejores técnicas de la gestión del riego y nuevas plantaciones de variedades con alto rendimiento y maduración tardía.

Las naranjas sudafricanas se cosechan normalmente entre marzo y septiembre. El impacto de la COVID-19 en el cultivo, la cosecha y la disponibilidad de mano de obra ha sido mínimo hasta ahora.

Fuente: USDA

2020-12-21T15:42:43+00:00