Los fletes de la ruta Asia-Europa alcanzan nuevos máximos

Como consecuencia de la fuerte demanda de transporte marítimo, los retrasos en los puertos y la escasez de contenedores, el precio spot de los contenedores ha ido subiendo y ha alcanzado nuevos máximos. Parte de las razones del aumento de precios es la escasez de buques, ya que la mayor parte de la capacidad se ha utilizado en las populares rutas comerciales transpacíficas y Asia-Europa. De hecho, en los últimos meses, muchos buques se han trasladado de las rutas comerciales menos populares al mercado asiático. Las compañías navieras han transferido toda la capacidad posible para facilitar el floreciente comercio Asia-Europa y transpacífico. Sin embargo, no hay indicios de que el flete de la ruta Asia-Europa del Norte vaya a bajar.

El 17 de mayo, Platts Container Rate 1 mostró que el flete de contenedores de la ruta del norte de Asia y el norte de Europa se disparó hasta los 12.000 USD/FEU, suponiendo un aumento de 1.500 USD/FEU respecto a la semana anterior y casi diez veces más que los 1.300 USD/FEU estimados para la ruta hace un año.

El último aumento de los fletes se produjo en un momento en el que la demanda en las principales rutas mundiales seguía superando la oferta. En comparación con el comienzo de la pandemia, el número de contenedores vacíos en circulación en el sector del transporte marítimo ha disminuido bastante. Eso se debe principalmente a que, una vez descargados los contenedores del barco, como hay escasez de trabajadores en la terminal, el tiempo de regreso al puerto ha aumentado considerablemente, y todo el mundo lo está notando. Algunos contenedores pueden tardar 4 semanas en volver al puerto después de la descarga, mientras que a principios de 2020, solo tardaban entre 7 y 10 días. Debido a los efectos de la pandemia en los principales centros de distribución del mundo, los retrasos en los puertos han reducido enormemente la disponibilidad del personal de apoyo, lo que ha provocado grandes retrasos.

En el caso de las rutas comerciales europeas, el cierre del canal de Suez en marzo provocó importantes cuellos de botella en los puertos europeos. Aunque los puertos pudieron ponerse al día durante el periodo de calma en el que no pudieron llegar los portacontenedores, en abril llegó un gran número de buques a la vez, ocasionando un mayor tiempo de espera, agravando la situación del mercado, que ya estaba bajo presión. Como los retrasos hacen que el número de contenedores que llegan al puerto dentro de la ventana prevista se haya reducido mucho, los transportistas se han visto muy afectados. Aunque los transportistas de todo el mundo se han esforzado por conseguir nuevos contenedores, hay quien teme que se acaben en los puertos y el transporte marítimo tenga aún más problemas.

En la actualidad, todos los buques han utilizado su máxima capacidad para transportar contenedores completamente cargados por todo el mundo, y los transportistas no disponen de un sistema flexible para reubicar los contenedores vacíos. Por lo tanto, a algunas partes del mercado les preocupa que, debido a la incapacidad de reubicar los contenedores en zonas adecuadas, un gran número de nuevos contenedores queden varados en las terminales y se produzcan más retrasos en los puertos. Aunque todo el sector espera que los problemas logísticos puedan aliviarse lo antes posible, en este momento parece que durarán al menos hasta el final del tercer trimestre.

Además, el Platts Container Rate 11 mostró que la tarifa de flete de la ruta entre el norte de Asia y el Reino Unido también batió un récord, pasando de 1.325 USD/FEU el año pasado a 14.500 USD/FEU.

Fuente: Foreign shipping

2021-05-25T17:07:26+00:00