La Unión Europea define si vuelve a comprar limones tucumanos

Las autoridades fitosanitarias del bloque realizan una auditoría cuyos resultados determinarán si los frutos pueden ser comercializados de nuevo tras las restricciones impuestas el año pasado.

UN PILAR DE LA ECONOMÍA TUCUMANA

Estiman que la producción de limones caerá 30% este año. la gaceta / Foto Juan Pablo Sanchez Noli (archivo)

Son días de cautela y expectativa total entre los exportadores argentinos de citrus. Las autoridades fitosanitarias de la Unión Europea (UE) llevan adelante un proceso de auditoría que durará, en principio, unos 10 días más. El objetivo es definir si la producción citrícola de la región -concentrada en Tucumán- se encuentra en condiciones de volver a ser comercializada en el bloque. Se trata de un proceso inédito luego de que en julio del año pasado cesara de forma abrupta la campaña de exportación con ese destino, que es el principal comprador de limones locales. La decisión estuvo motivada por la detección del hongo conocido como Mancha Negra en frutos frescos que habían arribado a puertos españoles.

Se trata de una enfermedad que afecta la calidad externa de los cítricos y que en destinos como la UE se considerada cuarentenaria (ver en esta edición). La noticia encendió las alertas en el sector el año pasado y ocasionó un profundo análisis que involucró a múltiples actores. El objetivo, ahora, es pasar la prueba y conseguir que la restricción que concluye el 30 de abril sea levantada para reanudar las ventas.

“Nos hemos preparado con la mayor profesionalidad posible. Confiamos en la responsabilidad del sector y estamos esperando que la UE analice si las medidas que tomamos son satisfactorias”, dijo a LA GACETA Pablo Padilla, titular de la Asociación de Citrus del Noroeste Argentino (Acnoa). En julio, cuando se desató el conflicto, el empresario ya había previsto que “un llamado de atención del tipo nunca es bueno para la reputación del origen”. Por aquel entonces, los productores iniciaron la suspensión voluntaria de las exportaciones en común acuerdo con la Provincia y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentarias (Senasa). Luego se confirmó la extensión de las restricciones.

Esos organismos acompañan a los productores en el proceso de evaluación. También intervienen la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc), la Asociación Fitosanitaria y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), entre otros. Por caso, la semana pasada las autoridades del Senasa visitaron Tucumán para alistar las condiciones con miras en la auditoría. “La idea es que podamos exportar cítricos a Europa sin sobresaltos en 2021”, expresó en la ocasión Carlos Alberto Paz, presidente de la institución agroalimentaria.

El impacto comercial

Cerca del 60% de la producción de limones es vendida a la UE. El año pasado, las cargas que no llegaron a ingresar al bloque por la Mancha Negra debieron ser redespachadas a otros destinos o ser volcadas a la industria. ¿Qué sucederá con la campaña próxima en caso de que el Viejo Continente rechace otra vez la producción nacional? “El reingreso es muy importante para nosotros. Un factor que amortiguaría la continuidad de la restricción es que se espera una caída del 30% en el volumen de la producción debido a la sequía. Es decir, las condiciones son distintas a las de una situación normal”, explicó Padilla.

Luis Fernández, ministro de Desarrollo Productivo de la Provincia, agregó más cifras al panorama. “Sobre 36.000 hectáreas certificadas que hubo el año pasado para la UE, este año difícilmente se pasen las 20.000. Eso quiere decir que muchos no se inscriben este año para exportar allí dadas las mayores condiciones”, interpretó en diálogo con este diario. Además, ponderó que otros mercados -como China y Estados Unidos- demandan cada vez más el limón tucumano. En esos destinos, la Mancha Negra no es cuarentenaria.

A pesar de la amplia diversificación de destinos que posee la producción citrícola nacional, recuperar la UE resulta fundamental. “El trabajo que hicimos ha llevado meses; es multidisciplinario, muy serio y pormenorizado para dar todas las garantías de la calidad de nuestras frutas”, manifestó Fernández.

¿Qué otras consecuencias acarreará la caída de la producción -30%- motivada por la sequía? “Repercutirá fundamentalmente en los industriales, no en la fruta fresca”, aclaró el ministro. Así, desestimó que pueda ocasionar problemas en el mercado interno. Mientras, todos aguardan noticias del otro lado del Atlántico.

 

Fuente: lagaceta.com.ar

2021-02-12T14:38:26+00:00