La lucha contra el HLB incentiva a los emprendedores a involucrarse

San Miguel, una de las empresas líderes en la producción y exportación de cítricos del hemisferio sur, junto a “Inicia”, anunció a los ganadores del concurso Eureka, certamen de innovación para emprendedores argentinos, con foco en la cadena agroindustrial. El acto de cierre y entrega de premios se realizó días pasados en Tucumán. Sobre un total de 36 propuestas presentadas, 15 emprendedores fueron preseleccionados y expusieron brevemente su idea y el potencial de su proyecto ante un jurado de expertos, conformado por Dirk Trotteyn, Director Ejecutivo del Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán (IDEP Tucumán); Sebastián Senesi, referente de la Facultad de Agronegocios de la Universidad de Buenos Aires (Agronegocios Fauba); Lorena Núñez, Emprendedora de Inicia; Bernardo Zalduendo, Gerente de Producción de San Miguel; Jacqueline Ramallo, Jefa de Fitopatología y Biotecnología de San Miguel, y Verónica Infante, Jefa de Desarrollo de Productos de San Miguel.

El jurado seleccionó tres premios (que recibieron $ 150.000, 
$ 100.000 y $ 50.000) y dos menciones. Todos ellos recibirán además capacitaciones y espacios de formación pensados especialmente para potenciar sus habilidades y desarrollo emprendedor.

Primer Premio Eureka

El ganador del premio más importante del concurso fue el Proyecto “NanoBioSensor para detección temprana de HLB”, del emprendedor: Martín Lucas Zamora (San Miguel de Tucumán).

Descripción: El proyecto consiste en un dispositivo “NanoBioSensor” que permite la detección temprana e in-situ de la enfermedad HuangLongBing (HLB) en plantas cítricas, la enfermedad más severa para este tipo de cultivos. Las características novedosas de este desarrollo son: a) No existe un sensor de campo de uso generalizado y bajo costo que detecte la enfermedad en tan corto tiempo, b) No necesita esperar que los síntomas sean visibles, c) De evaluación muy rápida y de uso simple, d) Elimina la necesidad de enviar muestras al laboratorio, e) No emplea técnicas de detección moleculares que requieren de personal e instrumental especializado, f) Disminuye la posibilidad de falsos negativos debido a la distribución irregular de la bacteria en la planta.

Contar con un nanobiosensor que permita la detección temprana en estadios “asintomáticos” de la enfermedad, permitirá sin duda detener la expansión de la misma en zonas ya afectadas y evitar el ingreso en zonas libres de una manera más eficiente. En Tucumán, esto significa poner a resguardo más de 10 millones de plantas en peligro y asegurar la “salud” de la principal actividad económica que genera más de 50.000 puestos de trabajo al año.

El dispositivo fue desarrollado localmente y optimizado en laboratorio, con muestras de plantas sanas de cítricos simulando una condición metabólica de enfermedad (sin presencia del patógeno). En una segunda etapa se procedió a la validación en plantas inoculadas con la bacteria patógena en Brasil, debido a que en Argentina no hay posibilidad de realizar inoculaciones en condiciones controladas, en colaboración con el Centro de Citricultura Sylvio Moreira, institución de investigación y referencia en HLB.

* El Segundo Premio fue entregado a la iniciativa “Agricultura de precisión en frutales 3.0”, de Agustín Castellano (de la Empresa Naciente, de San Miguel de Tucumán), quien propone utilizar drones para capturar datos clave para el cultivo, que luego son analizados y con los cuales se generan mapas de prescripciones que optimizan la toma de decisiones en el campo, tales como reducción del impacto ambiental; disminución del costo operativo; prevención de anomalías; optimización en riegos y labores; entre otros.

* El Tercer Premio corresponde al prototipo “Miceliarg” de Natalia Noelia Alvarado, oriunda de Quilmes (Leales, Tucumán). Se trata de una propuesta sustentable, que provee un alternativa efectiva al tratamiento de residuos industriales con el reciclado y recircularización continua de sus desechos.

* Finalmente, las dos Menciones fueron para “AgROBOT” y para la propuesta “Hinokitiol”.

Fuente: lagaceta.com.ar

2019-03-06T11:44:42+00:00