Citrusvil busca consolidar mercados tradicionales y emergentes

Argentina exportó alrededor de 242.000 toneladas de limón fresco en 2020, un ligero aumento en comparación con 2019, aunque lejos de lo que se proyectó inicialmente. Según Francisco Rotella, gerente comercial de Citrusvil Fresh Fruit, la temporada pasó por varias etapas, muchas de las cuales fueron muy afectadas por Covid-19.

La pandemia llevó a los consumidores a recurrir a los cítricos, incluidos los limones por su alto contenido de vitamina C y su capacidad para fortalecer el sistema inmunológico. Las medidas adoptadas para prevenir la propagación del virus afectaron gravemente al canal crucial de servicio alimentario, especialmente en Europa y Estados Unidos. Además, la Argentina decidió suspender las exportaciones de limón a Europa el 1 de julio de 2020. Este escenario errático se reflejó en las grandes fluctuaciones de precios, especialmente en Europa.

“En Citrusvil, logramos exportaciones de cerca de 27.000 toneladas. Las 5.000 toneladas enviadas al mercado de Estados Unidos cumplieron con las estimaciones hechas al comienzo de la campaña”, dijo Rotella. “Este mercado es un destino en el que Citrusvil seguirá centrándose en las próximas temporadas”.

De cara a la próxima campaña, el objetivo de la compañía es consolidarse no sólo en los mercados tradicionales, sino también en los llamados mercados emergentes, como India y China, donde Citrusvil ya está trabajando en el desarrollo comercial. También tratará de seguir aumentando su participación en otros mercados como el Medio Oriente y el Lejano Oriente.

BALANCE POSITIVO DE LA PANDEMIA

COVID-19 obligó a la organización Citrusvil a adoptar nuevos protocolos en sus procesos de producción para seguir operando y garantizar la cadena de suministro. Para minimizar los impactos, la capacitación del personal operativo era esencial para garantizar la adhesión total a las medidas y protocolos de prevención y la continuidad de la actividad. Esto se logró con un fuerte mensaje al personal sobre la necesidad de que la industria se moviera.

“Esta crisis ha generado sin duda un cambio positivo en la cultura de nuestra empresa, donde hemos logrado adaptarnos al contexto, incorporando nuevos protocolos de salud y seguridad que han supuesto una gran contribución a la industria en términos de seguridad alimentaria”, dijo Rotella. “Todo esto nos permitirá planificar el futuro y estar preparados para superar nuevas situaciones de riesgo como proveedor confiable y sostenible.

Fuente: eurofresh-distribution.com

2020-10-26T11:04:29+00:00