Sudáfrica: El inicio de la temporada citrícola viene marcado por la incertidumbre

La temporada citrícola de Sudáfrica echó a andar a principios de abril. Los primeros limones ya han llegado a los puertos holandeses y los pomelos no tardarán en hacerlo. Los volúmenes de este año se estiman mayores que los de la temporada pasada, en especial en el caso de los limones. Aunque parece que hay volumen suficiente –un 13% más que el año pasado–, el mercado está marcado por la incertidumbre

La pandemia del coronavirus, que se propagó rápidamente desde China a todo el mundo en marzo, es la causa principal de esta incertidumbre. “La situación cambia cada semana y es casi imposible predecir con claridad la temporada sudafricana”, lamenta Tjeerd Hoekstra, de Total Produce.

El brote de COVID-19 ha impulsado la demanda de cítricos, puesto que estas frutas son ricas en vitamina C. “El aumento de la demanda de cítricos en el mercado europeo ha permitido que Sudáfrica pueda entrar antes de lo habitual. Ahora mismo, la oferta es limitada, lo cual se debe también a lo complicado de la situación en España, país que no solo se enfrenta a los problemas logísticos y de envasado en las centrales, sino que también ha recibido fuertes lluvias”.

Sudáfrica tampoco se ha librado del brote de la enfermedad. A finales de marzo, el país decretó tres semanas de confinamiento que se prolongaron dos semanas más. Existe una gran incertidumbre sobre cómo afectará esto a las exportaciones de cítricos. “¿Qué pasará con los trabajadores del campo?”, se pregunta Tjeerd.

“¿Y los trabajadores de las plantas de envasado, y la capacidad de los almacenes? Todos estos son factores que tenemos que tener en cuenta, puesto que las medidas preventivas y las distancias que hay que cumplir hacen imposible envasar con las capacidades habituales”.

Según Tjeerd, la logística será lo que más cuellos de botella provoque esta temporada. “Creo que la oferta será lenta este año. A principios de abril, aún atracaban barcos en el puerto de Róterdam, pero debemos tener en mente una posible detención de las exportaciones, como ocurre con Perú”.

“Además de estas decisiones que hay que tomar, en estos momentos también escasean los equipos. Muchos contenedores frigoríficos seguían atrapados en China y países vecinos a comienzos de abril. Todos ellos deben estar primero disponibles antes de poder dirigirse a Sudáfrica para la exportación de cítricos”.

“Más avanzada la temporada, los mercados asiáticos también demandarán cítricos sudafricanos”, añade Hoekstra. “Pero para entonces, ya llevaré la delantera. Es difícil saber cómo será el mercado dentro de unas semanas. Ahora mismo es difícil de predecir. Yo espero un aumento por la demanda y la lentitud de la oferta, pero el panorama podría ser muy distinto en el transcurso de una semana”.

En los Países Bajos y el resto de Europa, las ventas de cítricos en el mercado son suficientemente complicadas. “La demanda de cítricos ha subido en los supermercados en particular, pero, por otro lado, la demanda del canal horeca se ha detenido por completo. Ahora, el 90% de la demanda procede de la gran distribución”.

“El que ahora dependamos de un único canal acarrea varios desafíos, como la demanda de un determinado calibre. Por tanto, no es que la demanda de cítricos haya experimentado un crecimiento explosivo; más bien, ocurre que la oferta es reducida por la difícil demanda. Al fin y al cabo, ya no hay canales de ventas alternativos”.

En resumen, hay mucha incertidumbre en cuanto al inicio de la temporada citrícola de Sudáfrica. “‘Incertidumbre’ es, sin duda, la palabra clave de esta temporada. Esta incertidumbre se refleja principalmente en la logística y en la limitación de los canales de venta”, concluye Tjeerd. El tiempo dirá cómo se desarrollará la temporada de este año.

Fuente: freshplaza.es

2020-05-08T12:36:12+00:00