Pindapoy, un clásico que vuelve de la mano de los dueños de Manaos

La imagen de colores cálidos de la televisión muestra un típico living de los años 60. Alguien apoya un vaso sobre la mesa ratona y cuando lo levanta la escena pasa a la década de los 80. Finalmente, el año 2019 y el jingle anuncia: “Pindapoy, el sabor de siempre lo disfruto hoy”.

Es que la tradicional marca de jugos anunció su regreso al mercado por todos los medios posibles. Televisión, radio y vía pública están inundados con la vuelta de un clásico y la apelación a la nostalgia es la estrategia para el desembarco.

El regreso de Pindapoy se da de la mano de Refres Now, empresa dueña de Manaos, que compró la marca el año pasado.

“Fue adquirida con algunos acuerdos de confidencialidad, pero la inversión más grande está realizada en la planta industrial. En 2018 nos decidimos a ingresar en el mercado de jugos naturales y comercializarlos con una marca histórica como es Pindapoy”, indicó a El Cronista Walter Omar Canido, CEO de Refres Now.

Para poder empezar a comercializar la línea de jugos se instalaron tres líneas de envasado en cartón en la planta que la compañía tiene en la localidad bonaerense de Virrey del Pino. La inversión total en la ampliación de la envasadora fue de 10 millones de euros.

Canido indicó que usarán los mismos canales de distribución de Manaos para que la marca llegue a todo el país. Sin embargo, fuentes del sector supermercadista indicaron que la distribución de Manaos en grandes superficies es muy complicada. “La diferencia de precio con el canal informal es muy grande”, agregaron.

Según datos de Euromonitor, el año pasado se consumieron en el país 385 millones de litros de jugos y se proyecta que para 2023 ese número crezca a 470 millones de litros. Para Pindapoy será un desafío entrar en un mercado con marcas consolidadas y en el que los principales jugadores son Coca-Cola, dueña de Cepita; RPB, propietaria de Baggio; El Carmen, con sus jugos exprimidos Citric, y Arcor.

Con este producto, Manaos intentará ingresar en un sector que le es esquivo. La mayoría de los hogares que compran jugos listos para consumir son de niveles socioeconómicos altos y medios, de acuerdo con los datos de Kantar Worldpanel.

Pindapoy fue fundada por los hermanos Carmelo y Próspero Bovino en la ciudad entrerriana de Concordia a mediados de los años ‘50. En 1961 se instaló la primera planta de jugos y a partir de allí, la marca comenzó a crecer en todo el país y en los años ‘70 llegó a incursionar en el mercado de las gaseosas con la marca Pindy pomelo.

A fines de los años ‘70, la compañía ya tenía seis plantas industriales y 10.000 hectáreas de cítricos en las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones.

En septiembre de 1995, Molinos Río de la Plata adquirió las marcas Pindapoy y Pindy. Como requisito de esta operación, la empresa vendedora cambió su denominación por el de Pinfruta SA, que comenzó a elaborar a pedido el jugo de naranja Pindapoy para Molinos. Tras haber intentado un renacimiento con jugos refrigerados bajo la bandera Pindapoy Fresh, la marca desapareció de las góndolas a principios de los años 2000.

Ahora volvió y sus nuevos dueños apuestan a pisar fuerte en el mercado.

Fuente: cronista.com

2019-02-08T20:24:11+00:00