Naranjas. Las alternativas que buscan los productores tras el bloqueo de Europa

Luego de que Europa suspendiera el ingreso de las naranjas argentinas a ese continente por la supuesta presencia en embarques de la enfermedad de la mancha negra, cooperativistas y empresarios comenzaron a buscar alternativas para redireccionar ventas. Entre las opciones que manejan están enfocarse en otros mercados, destinar una buena parte de la producción al consumo nacional y la industrialización.

En el caso del NEA, la Cámara de Exportadores de Citrus del Noreste Argentino (Cecnea) trabajan en la apertura de nuevos destinos como el de Estados Unidos la ampliación de las ventas Medio Oriente y Asia. También están a la espera de alguna flexibilización de la Unión Europea, según una negociación de Cancillería.

Miguel Rosbaco, de la cooperativa San Francisco, sostuvo que una de las alternativas es destinar la producción a países como Filipinas, Malasia, Canadá o Rusia. Por los problemas climáticos que padeció el sector productor no se corre el riesgo de caer en un sobrestock nacional.

“El mercado nacional va a tener un poco más de stock de lo habitual, pero no es tanto”, señaló. No obstante, el excedente de naranjas que quede en el país también pasaría a la industrialización. “El miedo de los productores es que caigan los precios al haber una sobreoferta en los mercados alternativos a los que se están abriendo”, indicó Rosbaco.

La cooperativa de Monte Caseros, Corrientes, también exporta jugos a Israel, Holanda, España, Honduras y aceites esenciales a Estados Unidos. A partir de la pandemia por coronavirus, dicen, también hubo una alta demanda de la fruta fresca tanto en la Argentina como en el exterior.

Santiago Caprarulo, presidente de Cecnea, afirmó que se está avanzando con el proceso de apertura del mercado estadounidense. Ya está culminada la etapa de inspección de quintas, empaques y análisis de plagas. Ahora la decisión es política porque Donald Trump no va a hacer nada que altere a los productores locales”, precisó.

Sobre la flexibilización de las ventas a Europa, señaló que Cancillería ha logrado que se admita la fruta en transito que salió hasta el 16 de agosto y que llegue a puertos de Reino Unido, Italia, Portugal y Lituania. “La situación no es fácil”, dijo Caprarulo.

La semana pasada, Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales; Carlos Paz, presidente del Senasa; y Julián Echazarreta, secretario de Agricultura, volvieron a enviar una carta al comisionado de la UE para solicitar que se excluya al NEA de la prohibición y, en particular, que se permita ingresar los cargamentos argentinos de naranja con certificados fitosanitarios anteriores al 16 de agosto.

Las empresas procesadoras de la fruta están abriéndose a más mercados. Tal es el caso de Citric, que este año mandó su primer cargamento de 200.000 litros de jugos a China y ahora venderá 600.000 litros más en el gigante asiático.

En esa línea, Pablo Obermüller, CEO de la firma, aseveró que en el contexto actual el mundo necesita más vitamina C, por ese motivo trabajan en el ingreso de los jugos concentrados a otros países a los que habitualmente exporta la compañía.

Desde la firma aseguran que están atentos a la oferta de la fruta en el mercado nacional, y mantienen conversaciones constantes con distintos productores de la región para saber si habrá o no sobrestock. Destacan que los jugos listos están registrando una alta demanda en las góndolas.

 

Fuente: lanacion.com.ar

2020-08-31T11:57:33+00:00