“La COVID-19 no marca ningún patrón claro de consumo en limón”

La campaña de limón español va tomando forma y a partir de la semana que viene se espera que las grandes cadenas de distribución liquiden los programas de suministro del hemisferio sur para centrarse ya completamente con la producción de hemisferio norte.

“La semana pasada empezamos a comercializar pequeños volúmenes de limón, pero no será hasta el lunes de la semana que viene hasta que empecemos a enviar cantidades ya consistentes”, cuenta Enrique Fuentes, director comercial de la empresa murciana Hijos de Alberto del Cerro.

Argentina terminó antes debido a la suspensión de las exportaciones por haberse disparado las detecciones de Mancha Negra, por lo que, de acuerdo con el productor y exportador, la transición entre hemisferio sur y norte está siendo fluida. “Se ha notado el final precipitado de la campaña argentina, aunque Sudáfrica ha aumentado mucho sus envíos y podía casi suplir el vacío argentino. Por otra parte, Turquía parece tener menos disponibilidad de limón este año, por lo que las ventas están siendo más animadas en los países del Este de Europa, donde se suele sentir más la competencia turca”, explica el exportador.

Si bien, en un principio, se esperaba que los calibres de los limones fueran un poco pequeños este año, de acuerdo con Enrique Fuentes la cosecha está ofreciendo una buena calidad. “Sin tener sobreoferta, estamos ante una cosecha con buenos volúmenes y calibres más comerciales de lo que esperábamos. Está haciendo más frío de lo habitual en estas fechas y esto hace que la piel del limón adopte una buena coloración más rápidamente y tengamos que desverdizar menos”.

Si bien en los primeros dos meses tras la irrupción de la pandemia del coronavirus hubo una demanda desmesurada de limón y naranja, ésta volvió a estabilizarse en verano. “En estos momentos no notamos que haya una demanda especial por motivo de la COVID-19. Lo cierto es que no hay un patrón que defina un cambio de tendencia claro en el consumo. Es todo bastante impredecible y oscilante, razón por la cual nos mantenemos cautos en nuestros programas de venta, porque sabemos que pueden cambiar las cosas en cualquier momento”, señala Enrique Fuentes.

“Aun así, creo que se dan las condiciones para que haya una buena campaña con precios razonables tanto para el agricultor como para el comercio, en niveles que permitan estimular la compra de limón. De momento, los precios son similares a los de la campaña pasada”, concluye.

Fuente: freshplaza.es

2020-10-08T21:28:12+00:00