La cosecha y el envasado de cítricos se ha interrumpido mientras continúa la anarquía en Sudáfrica

El caos continúa en algunas partes de KwaZulu-Natal (KZN) y Gauteng, por lo que el puerto de Durban no está operativo y el servicio ferroviario ha sido suspendido por Transnet Freight Rail.

A la derecha: Durban en la actualidad, donde continúan los saqueos y se calcula que las pérdidas de las empresas ascienden a miles de millones.

La autopista N3 ha sido cerrada desde el sur de Johannesburgo hasta KwaZulu-Natal.

En KwaZulu-Natal se han vaciado y destruido almacenes enteros. Se ha informado de que la policía de KZN se ha quedado sin gas lacrimógeno y sin balas.

El ejército está apoyando al desbordado servicio de policía sudafricano, pero no se está imponiendo. La dirección de la policía se ha mostrado discreta hasta el momento, y esta mañana los ministros del gabinete han celebrado una sesión informativa sobre la seguridad de los ciudadanos, en la que han afirmado que no permitirán que la democracia sudafricana sea “burlada”.

El Parlamento está en receso y aún no se ha vuelto a reunir para discutir la crisis.

En todo el país el número de muertos asciende a 45, y hay más de 700 detenidos. La seguridad del Gobierno indica que está vigilando las redes sociales en busca de instigación.

Destrucción

“Fue aterrador ver la destrucción y la desesperación de las comunidades que se sienten completamente abandonadas por los servicios de seguridad”, expresó a los medios de comunicación John Steenhuisen, líder de la oposición que viajó a KwaZulu-Natal recientemente. “Hay que hacer algo para controlar la situación. Hoy no me he encontrado con ningún miembro del SANDF (fuerzas armadas) ni del SAPS”.

FreshPlaza ha hablado con varios residentes de Pietermaritzburg, Durban, Port Shepstone y Amanzimtoti que están defendiendo sus propios barrios sin la protección de la policía mientras las multitudes intentan entrar en los barrios. Parece ser que los centros comerciales y los camiones son los focos de los saqueos.

Los ciudadanos están muy asustados. “Los ciudadanos han perdido toda esperanza de que la policía pueda protegerlos”, señala Haniff Hoosen, de la Alianza Democrática en Durban.

“Veremos problemas en la seguridad alimentaria en breve. Han quemado panaderías y robado todos los suministros de las tiendas”, continúa Steenhuisen. Muchas gasolineras están cerradas, con largas colas para repostar. Las farmacias han sido desalojadas, lo que avecina la escasez de medicamentos.

Steenhuisen comentó el desordenado plan de las autoridades para contener el caos, así como la falta de comunicación.

“No tenemos palabras”

Los exportadores de fruta señalan que sus clientes están preocupados por su capacidad de abastecimiento de fruta, lo que aumenta la posibilidad de que los compradores disminuyan su confianza en Sudáfrica en favor de países de origen más estables en Sudamérica o Australia.

“Cada pedido que pierde un productor sudafricano es un pedido que quizá nunca se recupere”, señala un ejecutivo de uno de los mayores exportadores de fruta de Sudáfrica. “Nuestro éxito depende de nuestra capacidad para entregar el producto de forma fiable, de lo contrario, se recurrirá a otros orígenes”.

“Es realmente terrible, nos tenemos palabras”, comparte un exportador de cítricos de Limpopo. “No podemos llevar nuestra fruta con seguridad al puerto, que de todas maneras no está operativo”.

En muchas plantaciones de Limpopo y Mpumalanga se ha interrumpido temporalmente la cosecha de cítricos, a menos que haya almacenamiento en la finca, y las envasadoras han dejado de envasar.

Cuando las empresas de transporte hayan reanudado sus operaciones, se reanudará el envasado, según un citricultor de Mpumalanga.

“¡Todo es un desastre! Hemos avisado a nuestros clientes, pero no siempre entienden las circunstancias. Hay mucha incertidumbre, pero esperamos poder dar servicio a nuestros programas. La cosecha y el envasado en el norte van a disminuir drásticamente de momento”.

Los mercados del norte están llenos

La situación tiene un lado positivo. “Todavía hay mucha fruta en los mercados del hemisferio norte, así que nadie se ha quedado sin fruta todavía”, afirma un exportador de cítricos.

El mercado municipal de productos frescos de Durban cerró recientemente, mientras que los mercados de Gauteng también se han visto afectados por los disturbios, con pocos compradores que se atreven a acercarse.

Los productores desconfían de enviar sus camiones hacia y a través del área metropolitana de Johannesburgo, lo que está afectando a las entregas de productos frescos.

Johannesburgo se encuentra entre Limpopo y Mpumalanga, por lo que los productores de cítricos no pueden pasar fácilmente a Puerto Elizabeth, Ngqura o Ciudad del Cabo para hacer sus envíos.

Además, en el Cabo Occidental, un importante frente frío acompañado de fuertes lluvias ha afectado a la cosecha de cítricos.

Fuente: freshplaza.es

2021-07-14T15:43:30+00:00