La Cámara de Exportadores gestiona la prórroga de la Ley de Emergencia Citrícola

La Cámara de Exportadores de Citrus del NEA gestiona la continuidad de la Ley Nacional de Emergencia Citrícola, una medida que favorecerá la actividad no sólo en las provincias mesopotámicas (Entre Ríos, Corrientes y Misiones) sino también en la zona noroeste (Salta y Jujuy).

“Se trata de una norma clave para la citricultura y, de manera especial, para el sector exportador, que se desenvuelve dentro del terreno de la formalidad, dando trabajo a miles de personas de manera directa e indirecta, movilizando la economía regional y generando divisas”, explicó Santiago Caprarulo, gerente de CECNEA.

La entidad se ha propuesto dialogar con los legisladores nacionales oriundos de las provincias involucradas, lo mismo que con los ministerios de producción y las gobernaciones de cada una de ellas, interesándolas en la renovación de la emergencia citrícola.

“Ha ingresado un proyecto en Senadores, a través de Alfredo De Angelis, y en Diputados, por medio de Alicia Fregonese. La propuesta tiene el aval de la Diputada Mayda Cresto, autora de la ley aún vigente y que se busca prorrogar”, precisó Caprarulo.

Explicó que hoy viernes, el texto presentado por Fregonese será tratado en la comisión de asesores, un paso más en pos de arribar a definiciones.

Ante una consulta, el gerente de CECNEA no descartó que las gestiones sean oportunamente respaldadas por las otras instituciones intermedias que representan al sector citrícola, aunque aclaró que aún no se han sumado. “Es una gestión necesaria y urgente, que adquirirá mayor fuerza si estamos todos unidos y si nadie se da por vencido de antemano”.

“En su momento, costó mucho que salga la ley de emergencia citrícola, tanto su sanción inicial como la posterior reglamentación por decreto. Que siga vigente es indispensable para el sector exportador, que atraviesa múltiples dificultades. Se hace muy cuesta arriba cumplir con los derechos de exportación. La emergencia es la única herramienta estatal que nos puede dar cierto alivio financiero para sostener las numerosas fuentes de trabajo, los costos internos y sobrellevar el atraso cambiario”, ponderó Caprarulo.

En noviembre de 2019, la Cámara de Senadores de la Nación convirtió en ley el proyecto que había redactado la Diputada Mayda Cresto, declarando la emergencia “económica, financiera, productiva y social para toda la cadena productiva de cítricos en las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Jujuy y Salta por el término de un año. Al igual que en Diputados, la iniciativa fue acompañada por todos los bloques y aprobada por unanimidad, al recibir 42 votos a favor y ninguno en contra”.

“Es evidente que persiste la grave situación que afecta a toda la cadena productiva del citrus. Es un escenario muy complejo el actual, tal vez aún peor que el que justificó la aprobación de la emergencia en 2019”, dijo Santiago Caprarulo. Y agregó: “El sector citrícola también se ha visto afectado por la pandemia, tanto en la logística y en los costos internos, como a la hora de exportar, en un mundo que se ha cerrado y se ha vuelto desconfiado. Aun así, nuestros productores exportadores hacen enormes esfuerzos para no perder mercados altamente competitivos y clientes que ha costado mucho conseguir, y sería bueno que el Estado los respalde dándole continuidad a la emergencia”.

El gerente de CECNEA, institución que nuclea a las principales empresas que venden al mundo el citrus dulce argentino, informó que se está “trabajando con la cartera de Basterra en un diálogo interesante y constructivo, para llegar a los mercados más y mejor”.

“También llevamos a cabo varias acciones conjuntas con FEDERCITRUS, organización nacional del citrus que representa los intereses del limón y del citrus dulce. CECNEA pertenece a FEDERCITRUS, aunque manteniendo su autonomía”, explicó.

Caprarulo aprovechó para revelar que “aún en medio de un contexto tan complejo como el actual, continúan las gestiones para abrir el mercado de Estados Unidos”. “Dándole continuidad a las conversaciones con la cartera de Agricultura, Ganadería y Pesca y Cancillería argentina, hemos participado de reuniones para darle impulso a las negociaciones y estamos en conocimiento que el Ministro Luis Basterra dio un paso muy importante, al dirigir una carta a las autoridades de USA, solicitando que ese país autorice el ingreso de mandarinas y naranjas argentinas, bajo la premisa de que se han cumplido todos los requisitos y las exigencias”, concluyó.

Fuente: El Entre Ríos

2020-06-16T11:47:51+00:00