España mantiene su exportación de cítricos pese a la bajada de producción

El balance final de la producción española de cítricos en la campaña 2017/2018, que terminó en agosto de este año, es de 6,7 millones de toneladas métricas (Tm), lo que equivale una disminución del 7% respecto al balance de la campaña 2016/2017, en la que se produjeron 7.206.200 Tm y se exportaron 3.704.600 Tm.

La reducción de la cosecha se debe a la alternancia natural del cultivo de cítricos y, particularmente en la Comunidad Valenciana -la mayor zona productora de cítricos-, al efecto climatológico, concretamente las abundantes lluvias de finales de 2016 y las elevadas temperaturas de mayo de 2017, que afectaron al cuajado de los frutos.

En cuanto a los volúmenes de exportación, estimando los volúmenes de julio y agosto que todavía no están disponibles, se contabilizan un total de 3.615.583 Tm, desglosadas en 1.382.810 Tm de naranjas, 1.560.122 Tm de mandarinas, 620.206 Tm de limones y 52.445 de pomelos y otros cítricos. Estas cifras indican que a pesar de la producción anómalamente baja la recién terminada campaña 2017/2018, apenas se ha visto reducida la exportación en un 2,4 % respecto a la campaña 2016/2017 (3.704.600 Tm) que fue la quinta de mayor tonelaje de cítricos exportados desde España. El 92% de la exportación se ha dado en países de la Unión Europea.

“Sean volúmenes de producción normales, como el de la campaña 2016/2017, o bajos como el de la campaña 2017/2018, los volúmenes de exportación son similares y suficientes para servir a todos nuestros clientes de la gran distribución europea”, señalan desde la CGC.
El balance de utilización de los cítricos en la campaña 2017/2018 ha sido:

Exportación: 3.615.583 Tm
Industria Transformación 1.404.429 Tm
Consumo Nacional : 1.193.835 Tm
Perdidas y Retiradas: 467.709    Tm
Total Producción: 6.681.556 Tm

 

“Hay que destacar el buen comportamiento de los mercados por la excelente calidad y calibre de la fruta, que con un 2,4% menos de exportación en tonelaje, ha sido un 4% superior en facturación en euros hasta el mes de junio, a falta de julio y agosto”, afirman desde la CGC.

La industria transformadora en zumos, con 1,2 millones de Tm absorbidas, juega un papel regulador fundamental para valorizar la producción. De acuerdo con la CGC, “incrementar el potencial de venta de zumos directos de calidad es uno de los grandes retos de nuestro sector y es imprescindible poder valorizar la parte de fruta fresca que con una buena calidad interna no debe comercializarse por defectos de piel o calibre poco apropiado para el mercado en fresco, además es la forma más ecológica de eliminar esa parte de la producción. La disminución de producción de Florida, junto a Brasil los principales productores de zumo de naranja, debido a la rápida extensión del Greening, produce un hueco en el suministro que debemos aprovechar. La nueva penetración de Brasil en la UE con zumo fresco debemos aprovecharla en lo que signifique de incremento del conocimiento de este producto por el consumidor europeo y popularización de su consumo”.

Fuente: freshplaza.es

2018-09-11T14:57:11+00:00