“El creciente consumo de naranjas pronto provocará escasez de producto”

El coronavirus ha provocado un cambio en el patrón de consumo en todo el mundo. En las dos primeras semanas de la pandemia, la demanda de cítricos era enorme. En estos momentos, las naranjas para zumo están muy solicitadas. El precio de una caja ya ha llegado a los 20 euros y se espera que se mantenga entre los 18 y 20 euros para los calibres buenos. “En los últimos meses se han roto muchos esquemas a nivel de precios en el mercado europeo de cítricos”, dice Andres Ribas van Oosterom, director ejecutivo de la empresa holandesa FruitOne Europe.

Tras la enorme demanda en las primeras semanas de la crisis sanitaria, ahora se habla de estabilización del mercado con un crecimiento de la demanda de entre el 20-40%, dependiendo de la variedad. “De hecho, ha habido cierto pánico entre los retailers europeos, ya que en solo dos semanas, los supermercados vieron un aumento explosivo en la demanda de mandarinas, naranjas, pomelos y limones”.

Grandes volúmenes en las primeras semanas

“La pandemia estalló en Europa cuando en el hemisferio norte la temporada de la mayoría de las variedades de cítricos acababa de terminar, como mandarinas, pomelos y naranjas tanto de mesa como para zumo. Además, los volúmenes del hemisferio norte eran más bien limitados, por lo que el hemisferio sur se encontraba con un espacio muy amplio. De repente, los exportadores comenzaron a enviar todo tipo de variedades de diferentes calidades a Europa para satisfacer la demanda del mercado. Sin embargo, los volúmenes enviados eran demasiado grandes. Muchas variedades destinadas al canal horeca o al foodservice, en ese momento paralizados por el coronavirus, se intentaron desviar al sector retail. Pero las cadenas de la gran distribución no eran capaces de absorber todos esos volúmenes”.

Mandarinas

“Esto llevó a un exceso en la oferta de algunos productos en el mercado europeo, como de limones y mandarinas. Había demasiados envíos y además no cumplían con las especificaciones del retail. He visto caer los precios de los limones y mandarinas de más de 2 €/kg a menos de 1 €/kg. Hubo un momento en el que había demasiado suministro de ciertas variedades de mandarinas ya no tan atractivas para el consumidor y por lo tanto rechazadas por el retail. Como resultado, estas se vendieron en el mercado libre en grandes volúmenes a un precio demasiado bajo. En la semana 26, también las variedades premium como Nadorcott, Orri y Tango llegaron al mercado, las cuales fueron preferidas por los consumidores a las clementinas, Nova, Valley Gold, etc.”.

Tango

“Ninguna variedad puede competir con las Tango y Nadorcott. Siempre son sabrosas y tienen una larga vida útil. Estas variedades se promocionan en más y más países e incluso se ven durante los meses de verano en los supermercados. Son un snack perfecto por su sabor, alto grado Brix y su hermoso e intenso color naranja. FruitOne Europe trabaja cada vez más con estas variedades en programas. Disponemos de grandes volúmenes de Tango de nuestra propia producción en Sudáfrica, pero también de productores asociados de Sudáfrica y Perú. En los últimos años, trabajamos mucho con productores seleccionados en todos los continentes y en varios segmentos, para garantizar la mejor calidad y los parámetros correctos para el mercado europeo. Con nuestros programas queremos brindarles a los clientes el mejor servicio y los productos deseados”.

Naranjas

La situación es completamente diferente en el segmento de las naranjas. “Los volúmenes del hemisferio norte se habían acabado pronto, por lo que el hemisferio entró en un mercado vacío. No habíamos esperado que el consumidor aceptaría precios tan altos en el mercado, pero lo hizo”. Andres señala que el procesamiento industrial para zumo también influyó en el mercado de la naranja. “Hubo un aumento significativo en el consumo de zumos de frutas. Brasil, el mayor productor de concentrado de naranja, tuvo un 30% menos de volumen este año, mientras que la demanda de todos los tipos de zumos de naranja creció de manera exponencial”.

Sudáfrica alarga su temporada

Según Andres, el mercado de las naranjas corre el riesgo de sobrecalentarse. “La demanda ha aumentado mucho en Europa, hasta el 40% en algunos países. Sudáfrica nos ha enviado un 45% de volumen adicional, a veces incluso a expensas de otros mercados, lo cual es comprensible, ya que el mercado europeo es muy atractivo. El euro es más fuerte que el dólar, y sobre todo que el rand sudafricano o el peso argentino. Además, el consumo de frutas y hortalizas frescas en Europa es ligeramente superior al del resto del mundo. Otra ventaja es que el mercado europeo está dominado por el comercio retail, lo que permite trabajar con socios confiables. Ya que Sudáfrica entrega producto durante más semanas este año, la media por semana probablemente no sea tan alta. Además, Sudáfrica detendrá las exportaciones de naranja antes de lo normal y dado el patrón de consumo actual, eso sin duda será problemático. Todavía se venden a precios altos, pero pronto no habrá más existencias. Esta situación continuará durante el resto de la temporada hasta que el hemisferio norte tenga su propia cosecha de naranjas para zumo, a mediados de noviembre como muy temprano”.

Parada de las exportaciones argentinas

FruitOne es originalmente una empresa sudafricana. Aun así, FruitOne Europe obtiene una gran parte de la fruta para los programas de países sudamericanos como Argentina y Perú. El 17 de agosto, la Comisión Europea impuso una prohibición a las exportaciones de cítricos desde Argentina debido a la detección de la mancha negra de los cítricos en algunos lotes. Andres lo considera una cuestión de política. “La mancha negra de los cítricos existe en el hemisferio sur desde hace más de 20 años. Si es tan contagioso para el cultivo de cítricos en el clima mediterráneo, ya se habría detectado en los campos de Europa durante mucho tiempo, pero ese no es el caso. Sin embargo, España se beneficia de estas medidas restrictivas, especialmente al principio y al final de su temporada, cuando hay un solapamiento con el hemisferio sur. Por supuesto, Sudáfrica y Argentina se ven afectados por esta barrera fitosanitaria y política que está levantando la UE. Ahora se tienen que gastar cientos de millones de euros en protocolos y programas para poder exportar. No obstante, la amenaza real para los países productores de cítricos europeos está más cerca de casa y en la misma temporada, ya que Marruecos y Egipto están ampliando su producción cada año”.

Fuente: freshplaza.es

2020-09-02T12:17:45+00:00