Arándanos: Se fijaron salarios mínimos para trabajadores de cosecha y empaque

En el día de la fecha, la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA) fijó las remuneraciones mínimas para las diferentes tareas a realizarse en torno a la campaña de arándanos que, si bien empezó dos meses atrás con variedades tempranas, hacia fines de septiembre y principios de octubre entrará en el grueso de la cosecha. La recomposición salarial en el sector rige para todas las provincias del país en las que se realice dicha actividad.

De esta manera, un trabajador calificado cobrará unos 33.881 pesos mensuales o 1395 pesos por jornal. En el caso de los trabajadores semicalificados, el montón mensual asciende a 32.109 pesos y el monto por jornal a 1328. Para los trabajadores no calificados, el sueldo por tareas mensuales será de 31.334, mientras que el jornal alcanzará los 1295 pesos.

En el caso de los capataces, caseros y conductores de maquinaria agrícolas, los mismos serán siempre por mes y alcanzarán los valores de 35.763, 33.659 y 33.659 pesos, respectivamente. Dichas remuneraciones mínimas se conformaron tomando como referencia datos de Índice de Precios al Consumidor del año 2019 (elaborado por INDEC) y luego de las negociaciones acordadas en negociación colectiva con el gremio UATRE.

IFE y cosecha

Con los casos de Coronavirus creciendo en nuestro país -y una situación especialmente alarmante en el norte- la mano de obra para las tareas de cosecha y empaque en Entre Ríos, gran productor de arándanos, será local. Semanas atrás, desde la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (APAMA) habían expresado al gobierno nacional su preocupación porque la asignación de Ingresos Familiares de Emergencia (IFE) no bloquee la posibilidad de registrar trabajadores para la cosecha y el empaque.

“Cuando hay una situación delicada como la actual, la gente tiene que resolver el día a día. Y el día a día en estas circunstancias es tratar de percibir el IFE. Son los propios trabajadores los que demandan poder seguir percibiendo el IFE y al mismo tiempo cosechar. Y me parece algo razonable. Estamos hablando de un trabajador de temporada, lo más práctico sería que pueda contar con ambos ingresos. El IFE es solo un complemento, nadie va a cambiar su situación económica por ese subsidio. Si uno ve los índices de pobreza que hay en Concordia y la necesidad de trabajo que hay, me parece que todo ayuda”, había explicado Pannunzio a este medio a mediados de agosto.

En ese sentido, la entidad frutícola le solicitó al Poder Ejecutivo que los trabajadores rurales temporales de las economías regionales que realicen cosechas en el lapso de la pandemia mantengan la vigencia del IFE durante dichas tareas. Lo hizo a través de un Proyecto de Resolución presentado en la Cámara de Diputados por la diputada provincial Mayda Cresto.

Por otro lado, respecto a lo que será la activación del protocolo de trabajo durante la pandemia, Pannunzio informó que desde APAMA ya organizaron el suyo y lo expusieron ante las autoridades de Concordia para su aprobación. “Identificamos zonas de riesgo, propusimos una serie de medidas estrictas. De cualquier manera, los campos de arándanos tienen líneas de agua potable y jabón desde siempre, porque al ser este un cultivo que va directo de la planta al consumidor, es necesario ser muy riguroso con las condiciones de sanidad”, detalló el dirigente.

Foto: unfrescoabrazo.com

Fuente: revistainternos.com.ar

2020-09-24T22:16:57+00:00