Altos precios y más producción marcan la temporada citrícola en Castellón

Los campos de cultivo y los almacenes todavía no están a su plena capacidad, pero el sector citrícola provincial expone que esta temporada puede ser positiva, como contraste al hundimiento de precios de hace dos años y la escasez de producción de la anterior campaña. Sigue la tendencia de la pasada primavera y el aumento de la demanda tras el estallido del coronavirus hace que las cotizaciones se mantengan en cotas razonables. Los índices más recientes de la Conselleria de Agricultura muestran que la variedad más presente en la provincia, la clemenules, se comercializa en una horquilla de entre 24 y 34 céntimos.

Hace justo un año la misma variedad se movía entre los 24 y los 28 céntimos. En cuanto a otras variantes, la clemenrubí se mueve entre los 42 y los 54 céntimos, mientras que la oronules se vende entre los 39 y los 47 céntimos.

El secretario general de la Unió de Llauradors, Carles Peris, mencionó que la demanda de los consumidores y los canales de distribución «es alta, por lo que se anticipó la recolecta». Serán otros factores, como la incidencia de las plagas y el tiempo, los que dicten sentencia definitiva. «Por el momento, hará falta algo más de lluvia para alcanzar los calibres demandados en los comercios», añade. Un aspecto que también menciona el responsable del área de Campo en la cooperativa San Alfonso de Betxí, José Luis Remolar. «El tamaño sigue siendo pequeño, pero estamos a expensas de la evolución de las semanas siguientes; por el momento se trabaja en un 25-30% del volumen total», comenta. En les Alqueries el director general de Cocalni, Pascual Beltrán, considera que las circunstancias detectadas desde el comienzo de la pandemia «harán que la producción quede cubierta» y con cotizaciones estables.

AFORO / Los agricultores y comercializadores lo venían anunciando en las últimas semanas, pero ya hay una cifra concreta que avala las estimaciones. La producción de la recién estrenada campaña será muy superior a la del pasado año. El primer aforo recopilado por la Conselleria de Agricultura señala que el aumento de la cosecha será del 37%.

Los datos del estudio sitúan la cantidad de 767.513 toneladas en la provincia, por las 560.219 registradas en el balance del periodo 2019-2020, que quedó oficialmente concluido el 31 de agosto. En cuanto a las variedades, sigue dominando de forma destacada el grupo de mandarinas, con 640.767 toneladas. En comparación con los datos de la campaña pasada, el aumento de este apartado va hasta el 44,9%.

La diferencia no se percibe apenas en las variedades más tempranas, ya que el aumento de producción es de apenas el 6,3%. Y serán categorías tan consolidadas como la clemenules, dentro de la temporada media, la que concentra el mayor ritmo de actividad en campos y almacenes, las que dispararán la producción hasta un 60,4% más, siguiendo las estimaciones de los técnicos de Agricultura. Las especies tardías no tienen un peso relevante, con una estimación de apenas 51.033 toneladas. Aún así, la diferencia en porcentaje se dispara hasta el 67,1%.

Hay varias claves que explican estos números. El propio informe del departamento autonómico lo justifica por el fenómeno de vecería, en el que los árboles frutales alternan fuertes cosechas con momentos de una producción considerablemente inferior. De hecho, si se analizan las magnitudes de hace dos años, la variación es de un 6,9% por debajo.

El aforo de la Conselleria también hace referencia a que el 80% de toda la cosecha se engloba en el grupo de las mandarinas, con especial atención a la clemenules. La situación de monocultivo hace que las fluctuaciones sobre estas variedades sean determinantes en el resultado final. Otro factor que señala el estudio tiene que ver con una mayor producción de naranja dulce, con un incremento de 9.015 toneladas respecto a la campaña anterior.

Será a finales de mes cuando la actividad llegue a su pleno rendimiento y se completen los grupos de trabajo de collidors y personal de manipulado. El sector menciona que no habrá problemas para completar plantillas, ante las peticiones de gente procedente de sectores más afectados por la crisis.

 

Fuente: elperiodicomediterraneo.com

2020-10-07T12:09:13+00:00