Uruguay: Nuevas variedades de mandarinas y naranjas prometen encantar a los consumidores del mundo

Luego de 30 años de investigación y desarrollo, el Programa de Mejoramiento Genético de Cítricos de Uruguay, que contó con esfuerzos tanto del INIA como de la Universidad de la República de Uruguay, a través del Consorcio Citrícola del Uruguay, ha lanzado nuevas variedades de mandarinas y naranjas.

En Portalfruticola.com hablamos con el encargado de esta investigación, el Dr. Fernando Rivas, investigador del Programa de Mejoramiento Genético y nuevas Variedades de Cítricos de INIA Uruguay, quien nos comentó en detalle las características diferenciadoras que tienen estas nuevas variedades, sus ventajas en términos de comercialización y los detalles sobre el llamado a licenciamiento para empresas y productores de Norteamérica y el Hemisferio Sur.

 

Mandarinas con más sabor, menos semillas y en ventanas comerciales atractivas

Al hablar de mandarinas sabemos que las tendencias de los consumidores están enfocadas en el sabor, que sean sin semillas y fáciles de pelar. Hoy variedades tales como Nova y Murcott son solicitadas en el mundo, pero tienen limitantes tales como susceptibilidad a enfermedades o presencia de semillas en cualquier condición (caso Murcott). No obstante, según el invertigador, a estas populares variedades se las busca reemplazar con los nuevos genotipos tales como F4P7 y F2P3, que apuntan a ventanas de mercado que aún están por explotarse y que la industria mundial demanda.

«El conjunto de variedades que se licitan en este llamado tienen un periodo de cosecha muy interesante, ya que van desde abril a finales de octubre e incluso noviembre en nuestras condiciones del Hemisferio Sur», señala Rivas.

Para el caso de F4P7, viene a ser una alternativa a Nova, que si bien es una variedad muy popular y con mucha salida en los mercados, Rivas señala que tiene el inconveniente de ser muy propensa a la enfermedad Alternaria alternata, enfermedad de difícil control y los fungicididas que se utilizan son cada vez más restringidos.

«La ventaja de F4P7 es que es resistente a esta enfermedad, tiene buena persistencia en planta y un sabor delicioso, que ya fue comprobado a través de una degustación con los consumidores. Además, no es capaz de producir semillas cuando se le aísla de variedades polinizadoras», comenta el Dr. Rivas.

Asimismo, destaca que es una variedad fácil de pelar, de tipo clementina, resistente a la humedad y con muy buena conservación refrigerada, ya que puede durar en excelentes condiciones de 40 a 60 días después de su cosecha. El periodo de recolección óptimo en Uruguay va de mediados de mayo hasta fines de junio.

Otra variedad que destaca del programa es la F2P3, de cosecha tardía desde mediados de julio a fines de octubre, destacándose su alto nivel de dulzura con un promedio por encima de los 16 grados brix, manteniendo buena acidez. Adicionalmente, destaca ampliamente su firmeza -lo que la hace una muy buena alternativa para viajes largos – es capaz de producir frutos sin semillas en condiciones aisladas y resiste la conservación refrigerada sin alterar su condición al menos por 60 días.

«Siendo bien objetivo, el mercado necesita variedades antes y después de Afourer (White Murcott) y estas variedades cumplen perfectamente con este requisito, principalmente para extender las campañas con algo de muy buen sabor y muy buena calidad.

«Puedo decir que F2P3 es una de las variedades más dulces que hoy se puede encontrar en el mercado. De hecho, productores y empresarios de Chile, Argentina, Brasil y España vinieron a probarlas y quedaron encantados. Es más, referentes de la industria Australiana mencionaron que esta variedad seguramente tenga muy buena llegada en el mercado Chino, ya que lo que quieren es dulzor, tamaño de la fruta y firmeza. De este tipo de comentarios salen las oportunidades de explotar nuevos mercados y alianzas comerciales a partir del desarrollo de nueva genética para potenciar la competitividad citrícola», destacó el investigador.

Rivas comenta que la F2P3 puede ser muy interesante para los mercados de China, Estados Unidos y Europa, mientras que la F4P7 estaría más enfocada en Estados Unidos y Europa.

 

Naranjas «más naranjas» y sin semillas

Si bien el mercado de las naranjas hoy por hoy no es el más rentable o atractivo, Rivas señala que hoy en día se necesitan variedades con mejor coloración, mejor productividad, mejor tamaño y sin semillas.

«Las variedades que liberamos son Rufina, que tiene mejor coloración externa y Paylate, que tiene condiciones de productividad y tamaño de fruta muy destacados, que para condiciones limitantes de agua también funciona muy bien», señala el investigador.

Si se hace la comparación con Valencia, el experto señala que Paylate puede tener, con facilidad, un tamaño 20% mayor.

«La Valencia en Uruguay tienen 65-68 mm en promedio, mientras que los trabajos llevados adelante muestran que Paylate tiene un tamaño que alcanza entre los 72 y 75 mm fácilmente, un tamaño de fruto que hoy el consumidor busca. Desde el punto de vista productivo, podríamos estar entre 25 a 30% más de producción por árbol».

Paylate y Rufina son un mejoramiento de Valencia y están enfocada a los productores que desean menor tendencia a la alternancia de cosechas, buenos tamaños de fruta, sin semillas y muy buena productividad.

 

Un llamado con miras al futuro

La industria de cítricos de Uruguay fundó el Consorcio Citrícola para gestionar estas variedades hacia el exterior. Primero se cubrió la Cuenca mediterránea, y luego de pedidos para su desarrollo en Chile, Sudáfrica, Perú, Argentina, Brasil y Australia, se decidió ampliar este llamado a empresas y productores del Hemisferio Sur y Norteamérica.

Rivas destaca que «este llamado no solo apuesta a las variedades que ya analizamos, sino que en las bases del llamado también se apuesta por hacer alianzas de I+D con los licenciatarios, con un enfoque de desarrollo a largo plazo, ya que tenemos un pool de selecciones en desarrollo, que son híbridos de las que estamos presentando ahora. Actualmente tenemos un campo experimental con más de 1.000 individuos en evaluación, el cual se ampliará, y ya se cuenta con algunas selecciones muy interesantes».

Asimismo, destaca que la nueva generación de variedades que están asociadas a estas alianzas de largo aliento tienen otra tecnología incorporada, hechas con otra genética que está orientada a la sustentabilidad productiva y a mitigar los impactos del cambio climático sobre el cultivo.

«Estamos mirando al futuro, buscando variedades que tengan mejor eficiencia en la absorción de CO2 y mejor adaptación y desempeño frente a condiciones estresantes tales como las restricciones hídricas «.

El 15 de febrero se cierra el llamado y puede encontrar y descargar las bases del llamado , y ver en mayor profundidad las características de cada una de las variedades que se están licitando aquí www.inia.uy/inicio/Llamados/Abiertos

 

Fuente: portalfruticola.com

2022-12-22T11:54:46-03:00