Se espera que la cosecha de cítricos españoles descienda sobre todo en clementinas

La campaña española de cítricos está ya a punto de comenzar. En la Comunidad Valenciana, la principal zona productora, se estima que la cosecha podría ser alrededor de un 30% inferior a la del año pasado.

“Algunas plantaciones tienen descensos del 50% y otras del 20%, dependiendo de las zonas y las variedades. De momento no hay ningún aforo de cosecha oficial de naranjas y clementinas, pero hablar de una posible caída del 30% tiene sentido”, explica Juan J. Sanjuan, Director Comercial de Vicente Giner, empresa valenciana que comercializa alrededor de 100 millones de kilos de naranjas y mandarinas por campaña.

“El año pasado hubo una cosecha abundante y por tanto, los cítricos estuvieron más tiempo en los árboles, lo cual hace que en esta nueva campaña éstos empiecen más cansados y con menos carga de fruta. Habrá por tanto, más abundancia de calibres grandes respecto a la campaña pasada y una calidad similar o incluso mejor”, continúa el director comercial. No obstante, el experto también avisa que la bajada de producción podría ser menos acentuada de lo que se piensa. “El año pasado hubo mucha fruta con calibres no comerciales y este año ya puede verse que podrá aprovecharse una mayor parte de la cosecha para su comercialización en fresco”.

Las mandarinas más tempranas son las Satsumas, de las cuales se espera también una caída de producción, si bien no tan acusada como la de las clementinas. Algunos agricultores ya han empezado a recolectar las primeras mandarinas satsuma Iwasaki, aunque Vicente Giner empezará a finales de septiembre. “Estas primeras cosechas son anecdóticas y todavía no reúnen condiciones organolépticas para competir con variedades tardías como Orri o Nadorcott de países del hemisferio sur como Sudáfrica o Perú en estos momentos. No obstante, también es cierto que hay mercados nicho en Reino Unido y Escandinavia que buscan específicamente Satsuma.

Antes de que inicie la cosecha, se están llevando a cabo compras en campo, con precios muy superiores a los de la campaña anterior, incluso el doble en algunas variedades. “Cada día hay menos fruta disponible en el mercado libre y los agricultores que venden ahora sus cosechas lo hacen buscando precios más altos, que garanticen beneficios”, concluye Juan J. Sanjuan.

Fuente: freshplaza.es

2019-09-10T21:43:53+00:00