Modifican los LMR del procloraz

En los últimos veinte años, en el ámbito de las políticas medioambientales y de la salud de los ciudadanos, se ha ampliado la lista de fungicidas perjudiciales, revisando siempre la Comisión Europea los LMR (límites máximos de residuos).

“El 4 de septiembre de 2020, el límite máximo de residuos permitido en los cítricos tratados con procloraz se redujo de 10 ppm (mg/kg) a 0,3 ppm (mg/kg). Es un resultado muy importante con vistas a obtener producciones sostenibles y sanas, si bien plantea dos problemas prácticos. Por un lado, los productores deben cumplir los parámetros o encontrar otras soluciones para combatir los patógenos, mientras, por el otro lado, deben dar con una solución para las existencias producidas antes de la entrada en vigor de la nueva normativa”.

“No hay problemas para el zumo de cítricos (naranja, limón y mandarina), teniendo en cuenta que la demanda superó la oferta en la campaña 2019/20. No obstante, la situación cambia en lo que se refiere a los aceites esenciales, pues tenemos que hacer frente además a la competencia, sobre todo de Brasil y Argentina”, declara Salvatore Imbesi, consultor de Ortogel, un importante actor internacional del sector de los cítricos transformados.

A tal respecto, con el Reglamento UE 2020/192 del 12 de febrero de 2020, la Comisión Europea, basándose en las indicaciones hechas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), ha reducido el LMR permitido para la sustancia activa procloraz en algunos productos agrícolas. Además de los cítricos, la norma afecta a los kiwis, las bananas, los mangos y las piñas. El nuevo límite es de 0,3 ppm (mg/kg) y entró en vigor el pasado 4 de septiembre.

Solo se contempla un periodo de transición para comercializar el producto procesado antes del 4 de septiembre cuando el residuo de procloraz no se considere peligroso para los consumidores, mientras que no hay periodo de transición para los cítricos, los mangos y las piñas.

“No nos preocupa esta nueva directiva. Nuestros cítricos se cultivan de la manera más natural posible, algunos son ecológicos además. En cuanto a trazabilidad, llevo años luchando por la transparencia de los datos tanto para los productos frescos como para los transformados. Lo hago no solo para proteger un mercado que está fuera de control y que está destruyendo toda la cadena, sino principalmente por el valor añadido que proporcionan unas especificaciones de producción y control de los tratamientos fitosanitarios”.

“En cuanto a la nueva normativa, nuestros laboratorios de I+D nos han asegurado que ya estamos por debajo de los nuevos parámetros de residuos. Por desgracia, entendemos (aunque nos gustaría equivocarnos) que el uso poscosecha de procloraz está muy difundido, sobre todo en los cítricos procedentes de España. Sudamérica y Turquía. En cuanto a los mangos, estamos hablando de Sudamérica y Centroamérica, el Caribe y África, así como de Sudamérica y Centroamérica en el caso de las piñas. Algo ha cambiado que podría tener un efecto positivo para la citricultura siciliana, no solo en calidad y seguridad alimentaria, sino también en términos de reconocimiento”.

Fuente: freshplaza.es

2020-09-18T17:22:29+00:00