La grave sequía en Europa sigue extendiéndose y empeorando

Graves sequías llevan afectando a varias regiones de Europa desde principios del año, y la situación sigue extendiéndose y empeorando. Las condiciones secas están relacionadas con una amplia y persistente falta de precipitaciones, combinada con unas olas de calor tempranas en mayo y junio. El severo déficit de precipitaciones ha afectado ampliamente a los caudales fluviales de toda Europa. Esto supone también que el menor volumen de agua embalsada tiene graves consecuencias en el sector de la energía, tanto a la generación de energía hidroeléctrica como a los sistemas de refrigeración de las plantas eléctricas.

La competencia por los recursos hídricos es elevada y ha comenzado antes de lo habitual. El estrés hídrico y el estrés térmico han reducido los rendimientos de los cultivos y al potencial de rendimiento de los cultivos. El suministro de agua podría verse comprometido en los próximos meses. Para los tres próximos meses se pronostican unas condiciones más secas de lo normal en grandes regiones de Europa.

Consulta aquí el informe completo (en inglés)

Fuente: edo.jrc.ec.europa.eu

2022-08-26T12:40:08-03:00