El citrus argentino aún espera un dictamen de la Unión Europea

Arranca la campaña 2021 de cosecha de limones y los productores tucumanos aún desconocen si podrán exportar a la Unión Europea (UE), el principal destino de los frutos locales. Las autoridades fitosanitarias del bloque deben definir si las restricciones impuestas a mediados del año pasado continuarán o si serán levantadas. La determinación, que en julio interrumpió de forma abrupta las ventas a aquel mercado, fue motivada por la detección del hongo conocido como Mancha Negra en cargamentos que habían arribado a puertos españoles.

“Estamos a la espera de una resolución. Las negociaciones avanzan, pero todavía no hay una comunicación oficial. Creemos que la auditoría ha sido correcta. No hay mucho más que decir”, manifestó a LA GACETA Pablo Padilla, titular de la Asociación de Citrus del Noroeste Argentino (Acnoa).

El proceso de auditoría de la UE se inició en febrero para fiscalizar y controlar la producción citrícola en la región. Los resultados son clave para reintroducir los limones y las naranjas en el codiciado mercado, que representa el 60% de las ventas al exterior en el primer caso. En el sector estiman que habrá una respuesta hasta el 30 de abril, fecha establecida -en principio- como el límite de las restricciones en el Viejo Continente.

Mientras, los primeros volúmenes de citrus ya son cosechados en Tucumán. “Hasta ahora fueron reducidos por las lluvias. Esperamos un arranque de forma más regular luego de Semana Santa. Será, a medida que el clima lo permita”, previó Padilla. La producción será exportada a Rusia, Medio Oriente, el Sudeste asiático y Estados Unidos, entre otros destinos.

En la campaña del año pasado, según información del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la provincia tuvo más de 50.000 hectáreas de cítricos (Burruyacu, Famaillá, Tafí Viejo, Monteros, Chicligasta y La Cocha representaron el 80% del área total plantada). En el Ministerio de Desarrollo Productivo habían calculado que unas 36.000 hectáreas estuvieron certificadas para la UE. Ante el panorama de incertidumbre, las inscripciones se han reducido notablemente en lo que va de 2021. “Hasta ahora hay alrededor de 22.000 hectáreas registradas en el NOA. La cantidad es una disminución importante. El número final estará una vez que termine abril”, observó el titular de Acnoa.

¿Qué podría ocurrir con la campaña si las autoridades europeas vuelven a rechazar los citrus argentinos? En el sector ya aguardan una caída cercana al 30% en el volumen de la producción por la sequía anterior, lo cual podría constituir “un factor que amortiguaría la continuidad de la restricción”. El año pasado, los cargamentos remanentes fueron direccionados a otros países compradores.

La Mancha Negra (CBS) es una enfermedad que afecta la calidad externa de los cítricos y, en mercados como la UE, es considerada cuarentenaria ya que no está propagada en su territorio. El hongo no produce daños en humanos ni motiva restricciones en otros destinos.

2021-04-07T12:22:51-03:00