Citricultura: Paralización total de la cosecha

La protesta rural afectó la exportación de limones a Rusia, lo que generó preocupación en el sector citrícola tucumano. Según la Asociación Tucumana del Citrus (ATC), debido a la imposibilidad de transitar las rutas por los piquetes de los sojeros se encuentran paralizados los envíos de fruta a Rusia.

Fuentes de la actividad manifestaron su solidaridad con la protesta ruralista, pero dejaron en claro que la citricultura pierde dinero a causa del paro agrario.

Productores consultados por LA GACETA recalcaron que el sector se encuentra en plena cosecha, y que los camiones que deben transportar los limones a los puertos de embarque se encuentran parados. Esta situación se traduce en una paralización total de las tareas de cosecha y de empaque.

“De alguna manera, la lluvia disimula un poco la situación, porque el exceso de agua, como el de ahora, nos impide avanzar con la recolección de la fruta”, admitió un citricultor.

La suspensión de las actividades en la citricultura también impacta en el plano laboral, ya que los obreros exigen el pago de cada jornal aún cuando no se comercialice la fruta.

A diferencia de los granos, el limón es un producto altamente perecedero, que se exporta en fresco. En caso de interrumpirse el proceso de comercialización, los empresarios se ven obligados a colocar los cítricos en cámaras de frío, lo que representa un sobrecosto, además de que no hay capacidad suficiente como para guardar toda la fruta que debería exportarse.

Los barcos
Según los citricultores, otro gasto extra que deben afrontar es el hecho de que los barcos se encuentran anclados en los puertos a la espera de la fruta, que no llega por los cortes de rutas.

“Hay camiones cargados con producción que esperan la apertura de los cortes para pasar. Y, con estas temperaturas, no se descarta que la fruta pudiera sufrir un daño mayor al que sería habitual”, subrayó un productor.

fuente: La Gaceta,
Tucumán

2017-10-09T15:58:47+00:00