Cítricos: temporada en España arrancó con buen ritmo ante retraso del Brexit y menor presión del hemisferio sur

A finales de septiembre arrancó la campaña de cítricos en España. Ante esto, presidente del Comité de Gestión de Cítricos (CGC), Manuel Arrufat, aseguró a PortalFrutícola.com que se desarrolla con un buen ritmo.

La temporada inició con las satsumas y clementinas precoces, las que según Arrufat “han mejorado seguro su posicionamiento en el mercado europeo”.

Sin embargo, para el presidente de CGC, existen dos factores que beneficiaron el arranque de temporada.

Uno de ellos es el aplazo del Brexit. “No se consumó el 31 de octubre, con lo que hemos evitado el inicio de problemas logísticos y burocráticos”.

En tanto, el otro factor es que “este año no hemos sufrido tanta presión de la oferta de otros países del Hemisferio Sur; fundamentalmente Sudáfrica, que, al menos, no ha seguido incrementando su ritmo de crecimiento en Europa”, afirmó el presidente del CGC.

Proyecciones campaña de cítricos 2019/20

Con todo, para la presente campaña y, según datos del Ministerio de Agricultura de España, la estimación de cosecha se sitúa en 6,11 millones de toneladas de cítricos.

“Un 19% por debajo de la del año pasado, pero solo un 10% inferior a la media de las últimas 5 campañas”, puntualizó Arrufat.

El presidente del CGC explicó que la “la bajada, atendiendo a la extraordinaria producción de la temporada pasada, la más alta de la historia, es importante pero tampoco es, ni mucho menos, dramática”.

Ello, porque Arrufat asegura que el suministro a los mercados está “garantizado”. Asimismo, afirmó que exportan por encima de los 3,6 millones de toneladas hace ya 9 campañas.

“El descenso marcado por los aforos es más fuerte en pequeños cítricos (-25%) que en las naranjas (-17%)”, explicó Arrufat.

Además, señaló que “entrando algo más al detalle, la caída es mucho más importante en clementinas, en Nules especialmente; y no tanto en mandarinas tardías, donde aún están entrando en producción nuevas plantaciones”.

Recepción en los mercados

Por el momento, la recepción de los cítricos españoles en el mercado estaría siendo “bastante buena”.

“Creo que este año, dada las circunstancias, tenemos una gran oportunidad para poner en valor la calidad de nuestras clementinas, en general; y la variedad Nules en particular, puntualizó.

Arrufat explicó que la caída de la oferta se corresponde con una demanda algo mayor y una oferta menor; lo que propició un escenario de repunte en los precios en origen.

Además, de “subidas iniciales más cosméticas en destino al consumidor”. Sin embargo, se estarían “produciendo tensiones importantes con la gran distribución que, en ocasiones, parece ser ajena a las circunstancias objetivas del mercado”.

Al parecer, algunas promociones puntuales en las grandes cadenas podrían haber hecho perder algo de dinero en el punto de venta.

Sin embargo, Arrufat dijo que las dudas ante esto se resolverán con mayor claridad en diciembre; cuando se enfrenten al mes más intenso en lo comercial.

De cualquier manera, el presidente del CGC aseguró que mantener la calidad y sostener el buen servicio es la clave para el comercio durante esta campaña.

“Garantizamos un suministro regular y óptimo; el más adaptado a los requerimientos de todo tipo que exige la gran distribución europea (estándares de calidad, seguridad alimentaria y trazabilidad, producción sostenible, variedad de formatos comerciales)”.

Asimismo, explicó que más allá de la UE son bastante fiables en cuanto al cumplimiento de los protocolos de exportación que se imponen; sobre todo en países como China, EE.UU., Corea del Sur y Australia.

Calidad de los cítricos

Arrufat aseguró que en esta temporada la calidad es excepcional. “Gran condición, sin ningún problema de calibre; y con una adecuada relación azúcar/acidez”, recalcó.

“Este año parecer ser que el tiempo también acompaña; que el temporal de la DANA de septiembre salvó a las zonas damnificadas de la Vega Baja (Alicante); y en Murcia”.

A su vez, especificó que la temperatura y la humedad fueron ideales para el desarrollo de las clementinas y navelinas.

A pesar de esto, el CGC aseguró que la principal amenaza en este terreno es el cambio climático, pero que centros como el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA); así como inversores privados “vienen trabajando desde hace años en nuevos patrones más adaptados a estas circunstancias”.

Principales mercados y relación con EE.UU.

n cuanto a los principales mercados, las exportaciones españolas se dirigen en un 91/93% a la UE Arrufat comentó que “nuestras ventas en mercados terceros, no comunitarios, solo suponen entre el 5 y el 7-8%”

Ante esto, “Europa es el objeto de deseo del resto de potencias citrícolas, con costes y exigencias que son bien distintas a las que nos reclama Bruselas; o nos imponen esos mismos países donde tratamos de diversificar nuestras exportaciones”.

Arrufat comentó que “Europa es cada vez menos nuestra y el principio de preferencia comunitaria, por mucho que se repita y se apele, no volverá a aplicarse”.

Desde su punto de vista, en el mercado citrícola, el equilibrio comercial entre la UE y otros países del mundo no existe.

“La UE importó en 2018 de países terceros 2,58 millones de toneladas de cítricos, mientras que los europeos exportamos al resto del mundo 0,62 millones, el 60% a cargo de españoles”, agregó.

Asimismo, comentó que Sudáfrica batió el año pasado su récord en la UE, con 814.000 Tm, y Egipto también lo hizo, con 340.000 Tm.

“Ambos competidores están ampliando plantaciones, siguen en una fase de clara expansión comercial; y tienen concentrada la actividad exterior en unos pocos grandes exportadores/cosecheros”.

También quieren consolidarse en países terceros como China, Canadá; y abrir nuevas plazas como la India.

Finalmente, y en cuanto al anuncio de una nueva medida arancelaria en EE.UU., Arrufat señaló que “la imposición de nuevos aranceles ad valorem del 25%, supone tener que vender nuestras clementinas en EE.UU. por encima de nuestros competidores y nos puede dejar fuera del mercado”.

EE.UU. es un mercado importante, ya que es llego a ser, tan lejos como la pasada década, el primer mercado tercero y desempeña un papel crucial en el arranque de temporada.

Dejar de exportar a este país añadiría presión al mercado de la UE, aseguró Arrufat, quien también recalcó que “EE.UU. debería replantearse la situación generada por la administración Trump, porque estos nuevos aranceles pueden dejar el mercado americano en manos de Marruecos”.

Esto podría ser perjudicial, de acuerdo a Arrufat, porque “quedará como único proveedor de clementinas del hemisferio norte; a pesar de tratarse de un país inestable y con graves problemas de mosca (Ceratitis capitata, plaga cuarentenaria en EEUU) en las tres últimas campañas”.

Fuente: portalfruticola.com

2019-11-27T11:09:20+00:00