Chile: Industria frutícola alerta golpe a rentabilidad de cultivos por alzas en los precios de fletes marítimos

De acuerdo con la prensa local, la industria chilena ha sido afectada por la explosión de precios que han registrado los fletes marítimos producto de los problemas logísticos que ha debido enfrentar el comercio global desde que  la pandemia del Covid-19 comenzó a impactar al mundo entre finales de 2019 e inicios de 2020.

“Las tarifas están aumentando considerablemente, diría que en cierta medida exageradamente», aseguró a EmolTV Ronald Bown, presidente de Asociación de Exportadores de Fruta (ASOEX).

«Subir un costo de un embarque a China desde USD 500 a USD 10 mil es algo un poquito exagerado», subrayó.

El experto  cree que «puede haber algo de aprovechamiento  por parte de las navieras. Ojalá no sea así, pero la realidad es que estamos pagando mucho más en relación con los fletes que pagábamos el año pasado y el año antepasado».

De hecho, citando un estudio estadounidense, agregó que «el 25% del mayor precio que está pagando el consumidor corresponde a tema fletes».

Bown aseguró a Emol que una las preocupaciones «fundamentales» del sector es que no pueden traspasar al cliente final todo el costo del transporte, aunque comentó que hay algunos cultivos, como la cereza, dado el precio en él se venden en el exterior -sobre todo en China-, que pueden absorber el incremento del valor de los fletes «hasta cierto límite».

Pero cuando el costo del flete representa, por ejemplo, el 30% del costo total y los precios no suben 30% se produce un problema bastante serio», añadió Bown. En ese sentido, sostuvo que los cultivos nacionales con mayores problemas son las uvas de mesa, los duraznos, nectarines, kiwis, entre otros. «No pueden soportar alzas de precios en los fletes tan grande», recalcó. «Tienen pérdidas, y al tener pérdidas uno tiene que adoptar una decisión: sigo en el negocio o no. Esto afecta a la actividad en general», comentó.

«Efectivamente hay cultivos que están muy apretados de rentabilidad”

Consultado al respecto por Emol, Jorge Valenzuela, presidente de la Federación de Productores de Fruta (Fedefruta), sostuvo que «efectivamente hay cultivos que están muy apretados de rentabilidad», pero que no solo tiene que ver con el tema fletes, sino que también por el costo de la mano de obra en el país que ha escalado entre 30% y 40% en el último tiempo.

«Este negocio -el frutícola- es mucho más apretado de lo que era antes», dijo. Recordó, de todas formas, que «el alza de precios en los fletes es una cuestión a nivel mundial, no es algo que nos está pegando solo a nosotros. A todo el mundo le están subiendo los fletes» y espera que sea algo pasajero y que disminuya a medida que la pandemia vaya perdiendo fuerza en el mundo. Así, subrayó que la madre de las preocupaciones en la industria es la escasez de agua.

En la misma vereda, la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, aseguró a EmolTV que sin duda la violenta subida en el valor de los fletes «es un tema de preocupación», el cual, resaltó, «requiere la coordinación público-privado para poder agilizar cada una de esas etapas o procesos involucrados en esta gran cadena». Por ahora, afirmó, «estamos haciendo seguimiento y monitoreo» de la situación, «tratando de facilitar en lo que esté a nuestro alcance para poder alivianar esos costos».

Fuente: portalfruticola.com

2021-12-21T11:31:25-03:00