Se teme por una ‘quiebra general’ del sector citrícola español

La nueva Central de Ventas de Cítricos (Ceven) teme que el sector desemboque en una quiebra generalizada de no acertarse en un sistema que devuelva la referencia de precios mínimos al campo. Asegura que en muchos aspectos la citricultura española está en una situación de quiebra técnica porque los productores están dejando de ingresar 2.500 millones de euros y que de tratarse de algún otro sector o alguna gran compañía lo que está ocurriendo ‘‘habría hecho temblar importantes posiciones económicas’’.Damián Cuartero responsable de la organización de Ceven ha explicado a LAS PROVINCIAS que en la mayoría de los casos de las grandes explotaciones citrícolas modernas bien configuradas y mecanizadas que se han plantado en los últimos años en España ‘‘ya no es posible disminuir más los costes de producción porque de hecho se han reducido en los últimos cuatro años por debajo de lo recomendable más por falta de recursos que por conveniencia empresarial a base de utilizar lo mínimo de agua y fertilizantes de no podar de prescindir de personal etc. pero no se puede seguir más tiempo en la misma línea porque iría en detrimento de la productividad de la calidad y de la viabilidad definitiva de la explotación’’. Se entraría en un camino sin retorno ‘‘y sería mejor arrancar el arbolado’’ añadió.

Los fundadores de Ceven se han visto gratamente sorprendidos por la enorme aceptación de su iniciativa entre productores de todas las zonas y de todos los tamaños. Aseguran que ya cuentan con la adhesión de un 5% de la producción y esperan contar pronto con un tercio incluso sueñan con poder afrontar la próxima campaña con el 50% es decir más de 3 millones de toneladas.

En estos momentos se encuentran en fase de ‘‘sumar voluntades’’ pero pronto van a dar el paso de constituirse en una sociedad anónima y nombrar un consejo de administración que estará integrado ‘‘por ocho o diez grandes productores’’. Al preguntarle a partir de qué nivel consideran a un productor como grande Cuartero indicó que tienen en cuenta que los tamaños son distintos ‘‘según se trate de Valencia Murcia o Andalucía’’ que en Valencia impera el minifundismo y en el sur las fincas más grandes por lo que lo grande de aquí se ve como pequeño allá.

Los responsables de Ceven consideran que sería un fracaso que esta entidad no empezara a actuar con fuerza ante la próxima campaña pero Damián Cuartero no terminó de explicar cómo afrontarán las estrategias de venta una vez que consigan importantes cotas de concentración de la oferta que es su primer objetivo. Su gran estrategia es ‘‘fijar unos precios de referencia en atención a los costes de producción’’. Sin embargo la gran duda permanece ante la posibilidad de que los comercializadores no acudieran a comprar a esos precios porque ante eso sólo se ofrece de momento ‘‘capacidad de gestión y de síntesis para colocar la cosecha’’.

autor: Vicente Lladró Valencia

2017-11-01T19:00:03+00:00