GlobalGAP: En el NOA hay 25.000 ha citrícolas certificadas

El Grupo de Trabajo regional está aplicando la normativa en certificación internacional. Además está desarrollando los sistemas de calidad para implementar en los campos. La selección de la fruta debe ser hecha bajo estrictos protocolos.El encuentro celebrado en la Sociedad Rural de Tucumán (SRT) (Taller de actualización en Buenas Prácticas Agrícolas-Globalgap) sirvió para presentar al Grupo de Trabajo (“Working Group”) del NOA (Noroeste Argentino) que estudia las normativas Globalgap.
Este grupo que nació por una convocatoria de Asociación Fitosanitaria del NOA (Afinoa) tomó como objetivo trabajar con esta normativa de certificación internacional y además desarrollar los sistemas de calidad en el NOA.
En nuestra región existen 25.500 hectáreas certificadas con cítricos 500 hectáreas con arándanos 200 hectáreas con paltas y 38 hectáreas con higos.
El NOA con respecto a la Argentina es la región con la mayor superficie certificada de todo el país.
Del total de hectáreas certificadas el 95 % corresponde a los limones lo que indica la importancia que tiene esta fruta en las exportaciones regionales y nacionales.
Por otra parte en el Noroeste Argentino se concentra el 80% de las certificaciones Globalgap emitidas en todo el país.

Estudios
El Working Group NOA está analizando en la actualidad la normativa Globalgap y está elaborando propuestas de modificación y armonización de los requisitos internacionales demandados por otros mercados y clientes. Este grupo del que participan técnicos e investigadores de diferentes empresas citrícolas de la región está analizando las nuevas normativas vigentes en residuos de plaguicidas exigidas por la Unión Europea (UE) y por Rusia haciendo su aporte a nivel internacional según las prácticas que se realizan en la región.
El estudio de este grupo encuadra tanto a productos frescos como a productos industriales.
En la actualidad no existe normativa internacional en cuanto a residuos de jugos y aceites de cítricos -no existen los Límites Máximos de Residuos (LMR)- por lo que se toman los valores indicados para las frutas frescas.

Industria
Los límites de residuos en productos industriales no los establecen los países sino los clientes que consumen los productos.
Fernando Illing gerente de Afinoa sostuvo -en diálogo con LA GACETA Rural- que “se está trabajando para que la región pueda tener un fácil acceso a estos sistemas de certificación y sobre todo para respetar los límites máximos de residuos en plaguicidas exigidos por las cadenas de supermercados de UE y Rusia; y de esta manera poder cumplir con las exigencias de los países receptores y de los clientes consumidores”.
En la actualidad el 75% de los consumidores alemanes define sus compras en base a los resultados de los análisis realizados sobre las frutas y hortalizas frescas que ellos venden.
“Por lo tanto los productores -en este caso de cítricos del NOA- tenemos una gran responsabilidad en este sentido ya que somos el punto de referencia para la elección de otros productos” sostuvo el profesional.

fuente: la gaceta

2017-11-01T19:17:59+00:00