España: Miles de hectáreas abandonadas por el bajo costo del citrus

El cese de actividad agraria origina el aumento de plagas que van desde ratas a conejos y favorece los incendios.
La Unió de Llauradors i Ramaders considera que el campo valenciano “sigue con los mismos problemas de siempre y las mismas soluciones de siempre; es decir casi ninguna”. Así lo denuncia tras constatar que en 2010 se ha duplicado el abandono de huertos de cítricos en la Comunitat ante la pérdida de ingresos de los productores. La Unió cifra la superficie de suelo abandonado de citricos el año pasado en 13.953 hectareas el doble del que se viene constatado anualmente desde 2007. Casi la mitad de estos huertos se sitúan en la provincia. La disminuación de suelo agrícola en producción también afecta al cultivo de hortalizas frutales y viñedo señala.

Para la Unió los campos abandonados no sólo constituyen un fracaso del actual modelo agrario o un problema medioambiental y paisajístico “algo que de por sí ya es grave” sino que además “supone un serio problema económico” para los agricultores que poseen parcelas a su lado. Al respecto se denuncia que el abandono origina el aumento de diversas especies que provocan importantes daños en las cosechas como conejos jabalíes ratas caracoles y hormigas. También se añade que los terrenos abandonados actúan como reservatorios de plagas y viveros de malas hierbas y por lo tanto originan mayores costes para eliminarlas.

Otra consecuencia del abandono del campo es la propagación de incendios ya que “un terreno cultivado actúa de cortafuego pero otro yermo es un foco potencial de propagación del fuego” se lamentan desde la Unió que consideran que el Gobierno de la Generalitat y el central deben afrontar rigurosamente este serio problema porque “la mancha marrón y desértica que forman los campos abandonados no puede ni debe ser la imagen de nuestro campo valenciano”.

Fuente: Freshplaza.es

2017-11-01T19:28:26+00:00