España: Mercado estancado para el limón

La campaña española de limón continúa estancada en su inicio con una demanda muy baja por parte de los mercados europeos.Aún quedan liquidaciones de limón de Chile y Argentina en países como Francia y Reino Unido y con una fuerte presión de los precios a la baja que desaceleran tanto la recolección como la manipulación en las centrales de envasado.

De acuerdo con Ailimpo la Asociación Interprofesional de Limón y Pomelo esta situación está llevando a que se cierren muy pocas operaciones comerciales y que por tanto se ajusten las cotizaciones en campo. En estos momentos debido a la escasez de calibre los limones Primofiori de 60 milímetros y más son los más cotizados hasta 0 62 euros el kilo de máxima y con una media de 0 57 euros el kilo los cuales Ailimpo considera muy rentables ya que son incluso superiores a los de campañas con volúmenes de cosecha similar.

La asociación prevé sin embargo que el precio tienda a ajustarse progresivamente hasta que se llegue a un punto de equilibrio entre el campo y el mercado y así se agilice el ritmo de ventas haciendo más difícil al mismo tiempo la entrada de limón de países terceros como Turquía ya que esta semana se está agilizando de forma considerable la oferta en árbol dado que los productores son conscientes de la importante carga de fruta que hay en los árboles.

Transición del pomelo de México al del Mediterráneo

Por lo que respecta al pomelo en estos momentos se inicia la transición de México al pomelo del Mediterráneo aunque de acuerdo con Ailimpo el limón mediterráneo tiene menor calidad que el mexicano a pesar de que tiene mejor aspecto visual y un precio más elevado dado que es más fresco. A mitad de noviembre se esperan las primeras cosechas de limón de Florida. En general se prevé presión en las cotizaciones para los calibres pequeños de todos los orígenes.

Fuente: Freshplaza.es

2017-11-01T18:42:34+00:00
A %d blogueros les gusta esto: