España: La naranja de Egipto y Marruecos presionan los precios a la baja

Cuando la campaña citrícola 2017-2018 se encuentra en su recta final, a un 5% para que finalicen los trabajos de recolección, desde Palmanaranja, asociación profesional citrícola, se hace un balance positivo, aunque se precisa que “se va a cerrar con una bajada en las cotizaciones, un descenso de precios y de mercado debido a la entrada de naranja de Egipto y Marruecos”. Para los profesionales de la citricultura se trata de una competencia desleal al no trabajar con los mismos costes de producción. El presidente de la asociación citrícola, Antonio Carmona, gerente de Sunarán, precisa que “la campaña ha sido buena, aunque en este último tramo hay que lamentar un descenso considerable de la demanda en mercado y del precio provocado por la fruta de origen de Egipto y Marruecos”.

La última sesión de la mesa de cítricos de la Lonja de la Cámara de Comercio (31 de mayo), donde se abordó la campaña en la Vega del Guadalquivir, se puso de manifiesto que la cotización de la naranja Valencia Late había bajado su cotización situándose entre los 0,24-0,29 euros kilo. En el histórico de la Lonja de Cítricos encontramos que esta variedad empezó a cotizar el 10 de abril entre los 0,35 y 0,40 euros kilo.

Sin duda alguna, el sector valora adecuadamente el comportamiento de precios y mercados a lo largo del resto de la campaña, con precios que fueron calificados en febrero, cuando se reunía en Palma la Lonja Nacional de Cítricos en el marco de las 5ª Jornadas de Cítricos de Asaja, como “precios saludables para compensar los desastres de la anteriores campañas”, según indicaba el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa.

Desde Palmanaranja se destaca el buen comportamiento del primer tramo de la campaña 2017-2018 en las variedades Navelina y Salustiana.

Ahora, cuando está previsto que en este mes de junio terminen los últimos trabajos de recolección en campo -en julio irán finalizando los distintos almacenes, según sus respectivos acuerdos comerciales-, se vislumbra una buena campaña 2018-2019. El presidente de Palmanaranja explica que las temperaturas suaves de esta primavera, nada parecidas a las del pasado año, favorece la floración y el cuaje del fruto, y hacen que “resista más y no caiga del árbol”. Añade el presidente de la interprofesional que “todo apunta a que sea una cosecha normal”. Entre los contratiempos de esta campaña, el largo régimen de lluvia. Antonio Carmona dice que “al estar un mes entero con lluvia no se ha podido trabajar”, aunque añade que “ha librado al sector del peligro de la sequía”.

Sobre la mano de obra generada esta campaña, Carmona indica que Palmanaranja aún no se ha reunido. Poniendo como ejemplo a Sunarán, aporta que la firma ha generado 75.000 jornales en campo y 20.000 en almacén. También significa que el volumén de producción ha pasado de 42 a 45 millones de kilos.
Fuente: diariocordoba.com
2018-06-11T14:49:09+00:00