España: La clemenules de Castellón “está muerta” y “no hay solución”

Todo el sector coincide en que el aumento de precio que registran las variedades que restan por recolectar no servirá para contrarrestar la “desastrosa” campaña de la clemenules.
La naranja por fin vive un buen momento en esta temporada y aumenta de precio… pero esto no beneficiará apenas a Castellón. Todo el sector coincide en que el aumento de precio que registran las variedades que restan por recolectar no servirá para contrarrestar la “desastrosa” campaña de la clemenules en palabras del vicepresidente de Fepac José Francisco Nebot. El presidente de la patronal citrícola Asociex Jorge García incluso va más allá y afirma que la clemenules “está muerta” y para el agricultor “no hay solución” este año.

La razón es que es “muy raro” hallar un citricultor en el territorio castellonense que no tenga clemenules (en la que por cierto se basa todo el sector provincial “para fijar sus clientes” recuerda Nebot) y “no hay quien arregle” la lamentable temporada de la variedad reina de las clementinas con cotizaciones bajas desde su inicio y que después remataron los dos temporales. Ni siquiera el alza actual de los precios de la fruta de segunda temporada servirá para reparar esta catástrofe para la citricultura provincial.

El responsable de cítricos de la ejecutiva de la Unió José Ramón Urbán coincide y señala que la subida de cotizaciones “apenas beneficia” a los agricultores castellonenses debido a que la producción de variedades tardías en la provincia es minoritaria. Entre las clementinas según el aforo de la Conselleria de Agricultura para este año suman unas 70.000 toneladas apenas la sexta parte de las 437.500 que se esperaba recolectar de clemenules.

Ansiadas
El motivo del alza de precios (que tampoco es que sea espectacular) según la Lonja de cítricos de Valencia se debe precisamente a la climatología. Los dos temporales han acortado la campaña de clemenules y reducido la oferta de fruta apta para la venta y los corredores de los comercios “están tirando de las compras” señala Nebot. No en vano “ahora pueden quedarse cortos de fruta” apunta. Es por ello que variedades como la hernandina ortanique orri o nadorcott registran precios por encima del año pasado. También las naranjas lane late se están pagando mejor con compras incluso por encima de los 30 céntimos por kilo “un gran precio que ojalá se mantenga” indica Urbán.

De unos pocos
Pero siempre hay un pero. Lo apunta el dirigente de la Unió. Y es que muchas de estas variedades son protegidas y su cultivo está en manos de los comercios dado que necesitan una gran inversión (se deben pagar royalties elevados como sucede con la nadorcott y la orri las dos que mejor se cotizan a día de hoy sobre todo esta última con precios en campo de hasta 1 2 euros/kilo según la Lonja de cítricos). Por ello Urbán critica que los empresarios “solo defienden lo que está en el club lo de ellos”.

Parecido se posiciona José Francisco Nebot quien señala que los comercios “están matando la gallina” con sus prácticas que incluyen rebajas en los precios pactados a la hora de pagar por la cosecha. “Los contratos no sirven de nada” se lamenta. Además el responsable de Fepac alerta de que debido al alza de precios “habrá más robos” a lo largo de la segunda parte de la campaña.

Fuente: elperiodicomediterraneo.com

2017-11-01T19:02:10+00:00