El sector frutícola sufrirá cambios en la producción

De acuerdo a un informe del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) para el año calendario (CY) 2014 habría una importante disminución en la producción de manzanas peras y uvas de mesa argentinas. Todo debido –en gran parte- a inclemencias climáticas.

Por otro lado se espera que el consumo doméstico en el año calendario 2014 aumente en el caso de las manzanas mientras que disminuirá para las peras y las uvas de mesa.

Dada una menor producción las exportaciones también van a disminuir potenciando un mayor consumo interno (para las manzanas). Situación que se ve reforzada por los grandes volúmenes de fruta en los países del hemisferio norte.

El documento detalla que para el año calendario 2014 la producción de manzana pera y uva de mesa frescas disminuirá a 700 000 toneladas métricas (TM) 670 000 TM y 70 000 TM respectivamente en comparación con el año anterior debido a las heladas tardías y las altas temperaturas entre otros factores climáticos.

A raíz de lo anterior las exportaciones de los tres tipos de frutas disminuirían a 160 000 TM (manzanas) 410 000 TM (peras) y 10 000 TM (uva de mesa) debido a la menor producción. Sin embargo esto no sería del todo negativo ya que potenciará el consumo interno de la fruta. En cifras se espera que el consumo interno de manzanas aumente a 320 000 TM. Mientras que en el caso de las peras disminuiría a 70 045 TM. Finalmente el consumo doméstico de uva de mesa llegaría a las 60 030 TM un 40% menos que el año calendario 2013.

Cabe señalar que durante los últimos años el área dedicada a las manzanas y a las peras -en menor medida- ha ido disminuyendo como consecuencia de la difícil situación económica que los productores han tenido que hacer frente. Asimismo se cree que la disminución en la producción se debe también al hecho que la poda y otras tareas no se llevan a cabo adecuadamente como resultado de dichas dificultades financieras.

De este modo se espera que para el año calendario 2014 la superficie plantada con manzanas descienda a 27 mil hectáreas. En el caso de las peras la superficie cultivada se mantendría sin cambios al igual que la superficie cultivada con uva de mesa la cual se mantendrá en 8.500 hectáreas.

Producción orgánica y mercados de destino

Según indica el documento del USDA fuentes privadas indicaron que entre un 10-12% de la producción total de manzanas y peras frescas del Alto Valle de Río Negro y Neuquén está certificado como orgánico.

Asimismo destaca que dicha región concentra el 65% de la superficie total orgánica cosechada en el país donde las manzanas y peras con destino a los mercados de exportación de nicho ha ido creciendo en forma sostenida durante los últimos años a pesar que los costos de producción son un 20- 30% mayores en comparación con la producción de fruta convencional.

Cabe mencionar que además de las inclemencias climáticas dos de los principales desafíos del sector son mejorar la calidad de las frutas para satisfacer las exigencias de los mercados de exportación y desarrollar nuevas variedades de manzana y pera.

Actualmente más de 70 mercados están abiertos a las manzanas y peras argentinas. En el año calendario 2013 Brasil siguió siendo el mercado de exportación de frutas más importante para las peras (en cuanto a volumen) seguido por la Unión Europea y Rusia. Mientras que para la uva de mesa Rusia se convirtió en el principal destino de exportación sustituyendo a la Unión Europea.

Fuente: portalfruticola.com

2017-11-01T19:14:10+00:00