COAG considera positivo el fracaso de las negociaciones de la OMC

Según la organización agraria este fracaso es una buena noticia ya que se prevé una paralización en los procesos de apertura y reducción arancelaria de los mercados agrarios durante al menos un año. Tiempo en el que COAG espera que los gobiernos reflexionen.En la mañana del lunes los miembros del G-6 (Unión Europea Estados Unidos Australia Japón India y Brasil) las principales potencias comerciales del planeta han sido incapaces de alcanzar un acuerdo que desbloquease las negociaciones de la Ronda de Doha lanzadas en 2001 con el objetivo de llevar a cabo una liberalización de los mercados mundiales.

Según COAG este fracaso en las negociaciones supone una “estupenda noticia” para todos los trabajadores del sector primario tanto en el mundo desarrollado como en vías de desarrollo ya que se prevé una paralización en los procesos de apertura y reducción arancelaria de los mercados agrarios durante al menos un año. Durante ese tiempo la organización espera que los gobiernos den un giro en sus políticas para adaptarse a las necesidades de los campesinos en todo el mundo.

“El feroz proceso de liberalización de los mercados mundiales en el ámbito agrario esta teniendo como cabeza de turco al eslabón más débil de la cadena esto es al productor de manera especial en los países de mayor pobreza. Mientras las grandes entidades multinacionales que controlan la comercialización de la práctica totalidad de las producciones de las áreas menos desarrolladas incrementan su cuota de mercado en los mercados liberalizados los campesinos asisten indefensos a una reducción en sus ingresos debido a políticas de bajos precios en las que ellos son los principales damnificados” ha manifestado Javier Sánchez Ansó responsable del Área Internacional de la Ejecutiva de COAG.

Según la organización agraria son necesarios unos acuerdos que respeten “la enorme diversidad de actividades agrícolas y ganaderas existentes en ambos hemisferios con la defensa del modelo de explotación familiar integrado en el medio rural y en el que la soberanía alimentaria de las diferentes áreas del planeta sea considerada como elemento estratégico para cada país”.

Fuente: COAG

2017-11-01T18:55:03+00:00