Citricultores pidieron que baje la presión fiscal y la vigencia de la alícuota cero

Macri resaltó que no habrá privilegios y Manzur afirmó que analizará los planteos.

Si hay algo en lo que coincidieron ayer los citricultores fue resaltar la predisposición que tuvo el presidente Mauricio Macri a la hora de escuchar, cara a cara, los planteos y las preocupaciones de la actividad. Y es eso lo que se observó ayer durante las deliberaciones de la Mesa de Citricultura. Los productores y los industriales del NOA y del NEA expusieron en esas deliberaciones que la carga impositiva es demasiado elevada y que, desde el Estado, deben surgir algunas medidas que tiendan a darle más valor agregado a las producciones que están alejadas de los puertos. Es lo que el presidente de la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa), Martín Carignani, resumió en dos palabras: costos y competitividad.

“Hay una carga impositiva que, en cierta manera, distorsiona al complejo exportador y es necesario abordar soluciones en donde cause más impacto dentro de la productividad del cluster”, indicó el referente del sector. La respuesta oficial puede dividirse en varias acciones. Por un lado, se conformarán mesas de estudios específicos que definirá los temas impositivos más inquietantes. Por el otro, el jefe de Estado dijo que no habrá privilegios, al referirse a un problema que el NOA viene reclamando desde hace tiempo: la vigencia del decreto 814/2001, que establece un esquema de reducción de contribuciones por zona geográfica y que el año que viene desaparecerá.

Otra cuestión que también se debatió en el seno de la mesa de citricultores fue la necesidad de que la provincia sostenga la alícuota cero para el citrus. El planteo fue formulado por José Carbonell, titular de Federcitrus. “Todos los años se renueva por decreto y, desde principios de 2018, venimos haciendo gestiones”, indicó. El gobernador Juan Manzur contestó que, antes, la actividad debe resolver una cuestión vinculada con los aportes a la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc). Carbonell insistió en que se trata de un problema judicial que involucra a sólo cuatro actores de la actividad (recurrieron a la Justicia por lo que consideraron un fuerte aumento del aporte). “Están castigando a toda la actividad porque, en el momento que se liquide la compra de fruta a productores, aparecerá un sobrecosto”, explicó Carbonell que ponderó, no obstante, “la comunidad de esfuerzo entre la Nación, la provincia y los productores para beneficiar a la producción regional”. Manzur respondió que analizará el dictado del decreto sobre alícuota cero.

Otro punto, también vinculado con los impuestos, está relacionado con lo que los miembros de la mesa consideraron una doble imposición. En este punto, Macri intervino para pedirle a los intendentes presentes que avancen en medidas que tiendan a bajar la carga a la producción.

En 60 días habrá otra reunión. Y allí, como sucedió ayer, se analizarán otros puntos: los controles fitosanitarios contra el HLB y la extensión del funcionamiento del Documento de Tránsito Vegetal (DTV).

Fuente: lagaceta.com.ar

2018-04-19T19:36:25+00:00